La Violencia En El Cine

Uno de los tópicos más maltratados a la hora de analizar películas son las escenas de violencia. Desde los slasher films, pasando por las películas de artes marciales, hasta los duros dramas tratando de representar el mundo moderno, la violencia en el cine ha sido constante blanco de críticas acérrimas en contra de ella. De nuevo, y como casi todo en la vida, el problema en sí no radica en la violencia, sino más bien en quiénes son las personas que la ven y quiénes son las personas que la hacen. Nada más que una cuestión de perspectiva.

Y en ese esquema, hay que saltar en defensa gallarda de los que disfrutan con el cine violento. Porque el gran ataque de quienes osan despotricar de esta forma de entretenimiento, y por qué no decirlo: de arte, es el supuesto traslape a la sociedad de los hechos puestos en pantalla, capaces de influenciar a las audiencias a realizar actos similares a los del filme. Pero la realidad muchas veces golpea con fuerza las creencia. A hoy, es muy difícil encontrar una sociedad más pacífica que la japonesa y, a su vez, una con un cine tan violento como el de ese país. Los mexicanos y colombianos durante décadas se especializaron en novelas de formato largo (culebrones) y hay que ver la manera cómo solucionan sus diferencias. Es válido decir que, en pocas palabras, la violencia en la sociedad no tiene nada que ver con el cine.

Leatherface. "The Texas Chainsaw Massacre".
Leatherface. «The Texas Chainsaw Massacre».

Leer más »

Anuncios

«Terminator», La Saga Y El Retorno De Su Dios Creador.

James Cameron es el director más grande del mundo. Es, realmente, un completo genio. Sus dos filmes más taquilleros, «Avatar» y «Titanic«, son los dos con el mejor récord en teatros, según BoxOfficeMojo.Com. Algo increíble, pero que la verdad no parece extraño cuando se establece que desde la década de los ochenta, este antiguo camionero, cuya opera prima es un bodrio llamado «Piranha Part Two: The Spawning«, no ha conocido el fracaso comercial.

Finalizando la década de los setenta, el cine de terror y, especialmente, los slashers movies, eran las películas que los directores jóvenes e independientes soñaban crear. «Hallowen«, de John Carpenter, ídolo de Cameron, era el referente para todos. Nada raro entonces que el novato cineasta quisiera también su película perteneciente al género. Una noche, mientras estaba en Roma en la premier de sus pirañas, el realizador tuvo una pesadilla sobre una estructura metálica que lo perseguía con un cuchillo. Cuenta la leyenda que Cameron se levantó de la cama, tomó un trozo de papel, un lápiz de la habitación y comenzó a dibujar el esqueleto metálico que más adelante se inmortalizaría en «Terminator«.

Terminator 2: Judgment Day.

Y se arranca este post definiendo quién es el verdadero padre fundador del personaje, porque para aquellos amantes empedernidos de estas películas, la verdad es que Cameron es más importante que el mismo Schwarzenegger. Estando ad portas del retorno del maestro a la última entrega de la franquicia, el hecho de que el brillante cineasta nos hubiera recomendado «Terminator Salvation» como tercera parte de la saga fue, para aquellos quienes lo admiran, casi un mandato del cielo, indicando con sus palabras que esa película era imperdible. Después de haber visto el bodrio que fue «Terminator Genisys» y la mencionada «Salvation», el hecho de que en esta parte Cameron se meta como productor genera una nueva ilusión.

Leer más »