«The Girl With The Dragon Tattoo», De David Fincher, Descifrando La Película Perfecta.

Irrelevante el tratar de definir la superioridad o inferioridad habida entre las dos adaptaciones de la novela de Stieg Larsson, la sueca o la hollywoodesca. Más sensato parece celebrar todo un acontecimiento cinematográfico inesperado, como el ser testigos de un exquisito ejercicio artístico: dos directores adaptando un mismo texto. Se sienten reales las palabras de David Fincher al justificar la realización del filme: «al leer el libro de Larsson» se siente la posibilidad de «poder realizar cinco películas diferentes». Su sentencia valida la máxima de Woody Allen, haciéndola tan cierta como vital el agua: «de un mismo texto veinte directores harán veinte películas distintas». E, inmesamente alejada está esta de su hermana europea. Su principal rasgo diferenciador es la marca, la firma, la estela mágica de su director en cada plano de ella.

Hollywood crear remakes por razones varias, pero todas dirigidas a controlar el negocio de la distribución, en ser ellos quienes dominan el contenido ofrecido a nivel global. Pero había en este proyecto una intención artística adicional: la primera se mencionó antes; pero también el deseo de desarrollar una franquicia para adultos. Calcado del modelo de negocio de crear sagas para niños, jovenes y adultos con gustos de niños (Marvel, DC), se planeaba ahora una enfocada en los mayores de edad con exigencias más densas. De hecho, su realizador «no estaba interesado en hacer otro filme de asesinos seriales», sino en crear un trilogía de películas con profundos temas y temáticas. Según sus propias palabras, «había esperado toda su carrera por esta oportunidad» y «el compromiso del estudio lo hizo aceptar el proyecto».

38ba6f36baa03c7a55054e7490dce2cf

Leer más »

Anuncios

«Jeremy » y «Do The Evolution», El Cine Profético de Pearl Jam.

La década de los años noventa fue la de MTV. El canal de música transformó por completo la industria y elevó su marca hasta convertirla en una religión. Una veintena de artistas musicales, más o menos, con sus obras audiovisuales de promoción acompañando sus canciones, fueron la razón de tan inmenso éxito. En un mundo donde la suerte de un disco estaba ligada a la calidad de los videos músicales, Guns N’ Roses, Nirvana, Michael Jackson, Madonna, consiguieron conquistar verdaderas cimas artísticas. Las piezas cinematográficas acompañando las canciones eran realizadas por directores ya celebrados en el séptimo arte (Martin Scorsese dirigió «Bad» de Michael Jackson, Gus Van Sant lo hizo con «Under the Bridge» de los Red Hot Chili Peppers, y Brian de Palma tomó las riendas en «Dancing in the Dark» de Bruce Springsteen) o por algunos directores encaminados a convertirse en cineastas de renombre ante la cinefilia mundial (David Fincher, Michael BaySpike Jonze).

En medio de toda la parafernalia de imágenes acompañando al sonido, una agrupación parecía ir contra el motor de su industria y cancelaba, en el momento cúspide de su carrera, toda promoción a través de videoclips. Pearl Jam, la banda de Seattle liderada por Eddie Vedder, se retiraba del mundo creado por MTV, después de haber recibido en la máxima fiesta de la cadena televisiva varios de sus premios más codiciados: mejor vídeo del año, mejor vídeo de grupo, mejor vídeo de heavy metal/hard rock y mejor director, en la edición de 1993 de los MTV Video Music Awards. “De aquí a diez años, no quiero que la gente recuerde nuestras canciones como vídeos”, fue la explicación dada por el bajista Jeff Ament. Pero la razón parece ser mucho más profunda e impactante: se retiraban al haber sufrido una censura por parte de la cadena, al tratar de hacer una manifestación artística de un suceso tenebroso: el suicidio de un menor de edad en pleno salón de clases en su escuela.

Leer más »

«Minority Report», Un Spielberg y Cruise Post Kubrick.

Sobresale una bizarra caracteristica en la persona de Philip K. Dick. Una figura literaria conocida por una enorme cantidad de cinéfilos; el que la gran mayoría de ellos ignora por completo sus escritos. El autor de estas lineas sufre por ser parte de ese grupo. Pero a pesar de no haber repasado sus textos, ha creado él una portentosa admiración por los debates intelectuales producidos por su obra, una vez se ha traslapado ella al séptimo arte. En 2002, al Steven Spielberg estrenar “Minority Report“, la situación llegó a un nivel estratósferico al insertarse en un debate internacional de la más alta política: la invasión a Irak por parte del gobierno de George W. Bush.

Los hechos de la obra se ubican en la ciudad de Washington en el futuro, en el 2054, año en que el departamento de policía de la ciudad captura a los criminales antes de que cometan algún delito. Tal hazaña es lograda gracias a la existencia de un departamento especial llamado “Precrime”, cuyo equipo principal: un trío de clarividentes denominados “Precogs”, tiene la capacidad de informar de manera precisa e inequívoca sobre un asesinato a ser cometido. El jefe de ese departamento es John Anderton, interpretado por el actualmente medio loco, pero figura máxima del cine y la mayor estrella de Hollywood, el señor Tom Cruise. Es él, así mismo, el principal responsable y apologeta de la controversial división de policía.

Sean Casey y David James. Dreamorks y 20th Century Fox.
Leer más »

«My Blueberry Nights», de Wong Kar Wai, Un Lienzo Para Cine.

Wong Kar Wai es un artista del cine. Un creador de potentes y hermosas imágenes. Un pintor que colorea con mucho cuidado y con mucha profundidad cada uno de los planos de sus películas. Un creador de atmosferas adornadas con hermosas y originales piezas musicales. Eso, que es lo que más me gusta de este director asiático, es lo que es en esencia “My Blueberry Nights“, la última película de este peculiar cineasta, y la primera que hace en tierras por fuera de su natal china.

myblueberrynights0710

Leer más »

«Kill Bill», La Obra Y El Debate De Un Autor.

En algún momento Tarantino se refirió a su universo de la siguiente manera: «cuando una persona normal, real, de la calle como tú y yo, va al cine, va a ver películas como “Pulp Fiction” y “Reservoir Dogs”; pero cuando los personajes de esas películas van al cine, van a ver “Kill Bill”». Pocas sentencias pueden describir con tanta precisión el cine de este autor y, basándonos en eso, nos arriesgamos a decir que “Kill Bill” es la película que Quentin Tarantino siempre quiso hacer.

El filme, presentada a un focus group en Austin, Texas, recibió una ovación de pie de más de quince minutos, lo que llevó a Harvey Weinsten a no querer recortar ni un segundo de su producción y enviarla, inmediatamente, a su proceso de distribución. Eso, a pesar de lo arriesgado que la misma pudiera parecer comercialmente, teniendo en cuenta su fuerte contenido de violencia y el haberse enmarcado en géneros pocos comerciales.

Kill Bill
Kill Bill Poster

Leer más »

Diez Grandes Frases De Diez Grandes Cineastas.

Se ha hablado mucho del tema. ¿Qué tanta importancia tiene el director en una película? ¿Es el autor definitivo? Como todo en la vida, la verdad es que es una situación que varía. Para nuestro gusto, en las películas en las que los productores dan las ordenes artísticas y tienen la última palabra, ese tipo de producciones son dirigidas por directores; pero en aquellas en las que son los directores quienes tienen el control y dominio de la obra, son dirigidas por cineastas.

Ellos, los cineastas, logran sobresalir por un punto de vista sobre la vida o el arte que dominan que es generalmente fascinante. Más allá de sus inmensas capacidades técnicas, que muchas veces se les atribuyen injustamente, pues es el equipo alrededor suyo quien debería recibir las alabanzas, lo que es emocionante en sus obras es su visión. Eso hace que muchas veces sea tan deleitoso escuchar sus palabras como observar sus trabajos.

Director Martin Scorsese (Second-Left) holds up his Oscar for Best Director in 'The Departed' with Directors Francis Ford Coppola, Steven Spielberg, and George Lucas (L-to-R) at the 79th Annual Academy Awards at the Kodak Theatre in Hollywood, California Sunday 25 February 2007. EPA/PAUL BUCK +++(c) dpa - Bildfunk+++
Martin Scorsese, Francis Ford Coppola, Steven Spielberg, George Lucas

Leer más »

¿Por qué darle el sí a Netflix?

Básicamente, porque es claro que la plataforma más que un medio para encontrar títulos, es realmente una para descubrir títulos. En los múltiples comentarios que hay en las redes sociales de la empresa, los dos más comunes de encontrar son: «para cuándo la tercera temporada de…» y «sólo cosas viejas, me salgo».

Desde que accedí a los servicios de la plataforma de streamming, el gran uso que le he dado ha estado enfocado en encontrar contenido que nunca había visto y que, por supuesto, no pierde su vigencia. De nuevo: Netflix es más un lugar para descubrir y maravillarse, que para llegar a encontrar títulos que se tienen en mente.

Logo De Netflix.
Logo De Netflix.

Leer más »