Tom Cruise, La Estrella Más Grande De Hollywood.

tom-cruise-with-beardQue Tom Cruise anda como chiflado en estos días no es un secreto para nadie. La cienciología lo deschavetó y la crisis de los cincuenta parece haberle llegado con mucha fuerza. Pero no por eso debe olvidarse que es él, realmente, una de las estrellas más grandes de Hollywood. Alguien con una impresionante capacidad para moverse en una industria tan salvaje como lo es la de la meca del cine, dejando tras de sí un legado lleno de megablockbuster altamente entretenidos, una tanda de muy buenas películas y, como si esto fuera poco, una cuantas obras de arte, es una persona con una carrera digna de analizar. Peter Bogdanovich contaba que George Orson Welles respondía, cada vez que alguien se refería a Marlene Dietrich como la estrella con sólo dos películas buenas, que en esta vida es más que suficiente tener una de ellas. Bajo esa perspectiva, el autor referido en esta reseña se puede catalogar como la estrella más grande del cine de los Estados Unidos.

Se rescata acá, casi que por obligación, la participación de Cruise en la película “Taps” de Harold Becker, por ser esta su primera aparición en la pantalla grande. Pero es claro para cualquiera que el Tom Cruise que todos conocemos comenzó a labrar su gran reconocimiento en una pequeña obra, muy personal e independiente, titulada “The Outsiders“, dirigida por el grandioso Francis Ford Coppola. Ese filme, uno muy particular, es recordado entre el mundo del séptimo arte con mucho cariño porque fue, tal y como sucedió con Cruise, la plataforma necesaria para el despegue de un elenco de jóvenes a punto de convertirse en grandes estrellas: Patrick Swayze, Emilio Estevez, Rob Lowe, Diane Lane

Leer más »

Anuncios

¿Es Necesario El Sexo En El Cine?

Michael Douglas, quien ha filmado tres de las películas con fuerte contenido sexual no explícito más taquilleras de todos los tiempos, decía en una entrevista que no había nada más difícil de interpretar que precisamente esas secuencias. La razón no radicaba en el miedo o nervios de los actores por la situación, sino más bien en la presión que generaba frente al público que lo fuera a ver.

Desde siempre se ha sentido como si el 99% de las escenas eróticas en el cine no tuvieran otra justificación más que mostrar la versatilidad de sus directores a la hora de convencer a sus actores de filmarlas y la fuerte capacidad de venta de taquillas que tiene el sexo. Pocos veces el contenido de la historia da el espacio para que sea necesario que el espectador sea un voyerista de los personajes en la pantalla, en tan particulares y deliciosas circunstancias.

Demi Moore, Michael Douglas,
Demi Moore, Michael Douglas, “Disclosure”

Leer más »