«Jeremy » y «Do The Evolution», El Cine Profético de Pearl Jam.

La década de los años noventa fue la de MTV. El canal de música transformó por completo la industria y elevó su marca hasta convertirla en una religión. Una veintena de artistas musicales, más o menos, con sus obras audiovisuales de promoción acompañando sus canciones, fueron la razón de tan inmenso éxito. En un mundo donde la suerte de un disco estaba ligada a la calidad de los videos músicales, Guns N’ Roses, Nirvana, Michael Jackson, Madonna, consiguieron conquistar verdaderas cimas artísticas. Las piezas cinematográficas acompañando las canciones eran realizadas por directores ya celebrados en el séptimo arte (Martin Scorsese dirigió «Bad» de Michael Jackson, Gus Van Sant lo hizo con «Under the Bridge» de los Red Hot Chili Peppers, y Brian de Palma tomó las riendas en «Dancing in the Dark» de Bruce Springsteen) o por algunos directores encaminados a convertirse en cineastas de renombre ante la cinefilia mundial (David Fincher, Michael BaySpike Jonze).

En medio de toda la parafernalia de imágenes acompañando al sonido, una agrupación parecía ir contra el motor de su industria y cancelaba, en el momento cúspide de su carrera, toda promoción a través de videoclips. Pearl Jam, la banda de Seattle liderada por Eddie Vedder, se retiraba del mundo creado por MTV, después de haber recibido en la máxima fiesta de la cadena televisiva varios de sus premios más codiciados: mejor vídeo del año, mejor vídeo de grupo, mejor vídeo de heavy metal/hard rock y mejor director, en la edición de 1993 de los MTV Video Music Awards. “De aquí a diez años, no quiero que la gente recuerde nuestras canciones como vídeos”, fue la explicación dada por el bajista Jeff Ament. Pero la razón parece ser mucho más profunda e impactante: se retiraban al haber sufrido una censura por parte de la cadena, al tratar de hacer una manifestación artística de un suceso tenebroso: el suicidio de un menor de edad en pleno salón de clases en su escuela.

Leer más »

Anuncios

El «Trailer» De Cine, Una Historia Por Contar.

Algunas veces son una pequeña obra de arte hechas para vender una gran producción. Otras, un completo enemigo del aficionado al arruinarle las sorpresas y la totalidad de los giros en la historia a ser presentados por la película. La mayoría de las veces, nada distinto a una pieza comercial . Lo que sí son, lo que sí se han ganado es su espacio como un elemento esencial del arte tan amado.

No hay, ni ha habido, herramienta más importante para un productor que el conjunto de imágenes organizadas para presentar un futuro filme a estrenarse, como medio de promoción, al que erradamente se ha llamado trailer (Hollywod es especialista en poner nombres equivocados a sus cosas). Es comprobado, una y otra vez, que las taquillas de cine revientan al protagonista fallecer antes del estreno (Heath Ledger, Paul Walker, Michael Jackson), pero Hollywood aún no ha llegado a tanto y, por eso, los cortos (como muchos de los hispanos le decímos) sigue siendo la estrategia rey.

Leer más »

«The Simpsons», La Familia Que Puso Al Mundo Entero De Cabeza.

Contaba Matt Groening, en un comercial transmitido por la cadena FOX en América Latina, que tan sólo le tomó los cinco minutos de espera que tuvo antes de entrar a la oficina de James L. Brooks el crear su serie insignia, “The Simpsons”. Cómo para ella no tenía nada desarrollado, ni alguna idea sobre de qué iban a tratar los temas de cada capítulo, les puso a cada uno de sus personajes los nombres de sus familiares más cercanos, exceptuando el de Bart, puesto que la parecía muy obvio colocarle Matt.

El fenómeno televisivo que fue “The Simpsons” es algo por poco inigualable, un éxito inédito que podría cualquiera atreverse a decir no tiene parangón en la humanidad. Esta serie de dibujos animados logró convertirse en un programa hito en todo el mundo, no conformándose sólo con eso y dando un paso más hasta llegar a establecerse al interior de la cultura mundial, al mismo nivel que cualquier obra literaria, canción musical, producción de cine o de pintura. Bien dice el adagio moderno que para toda situación hay un capítulo de «The Simpsons» que lo explica a la perfección.

Los-Simpson-758x423

Leer más »

«Trainspotting», Lo Bueno, Lo Feo y Lo Malo Del Mundo De La Droga.

Después de darse a conocer de manera local como un cineasta interesante en su natal Gran Bretaña, gracias a su opera prima. “Tumba Abierta“, Danny Boyle se transformó en todo un director de culto y en uno de los talentos cinematográficos más importantes de los años noventa, con el estreno de su segunda película: “Trainspotting“. La historia del filme tiene como base la novela de Irvine Walsh, que fue un todo un fenómeno literario en su país de origen, Escocia. En ella, se cuenta la vida cotidiana de unos heroinómanos de Edimburgo, quienes tienen una muy tranquila filosofía y actitud en la vida.

Sin importar el punto de vista desde donde se origine el análisis, “Trainspotting” fue un proyecto que impactó al público y a la crítica global. Su fuerte contenido se convirtió en una inmensa polémica, al desatar la furia del espectro más conservador de la sociedad, quienes vieron en ella una clara apología al uso de las drogas ilícitas. No obstante, lo que esas personas no alcanzaron a ver, algo característico en ese espectro político reconocido por su estrechez en la mente, es que la película de Boyle es un viaje al profundo mundo de la drogadicción, con todas sus consecuencias, pero estoy hay que decirlo, con todas sus ventajas. Nada en este mundo es absolutamente bueno o absolutamente malo, todo depende desde la perspectiva que lo estemos mirando. Y fue eso lo que logró hacer Boyle junto a John Hudge (escritor de la adaptación cinematográfica y quién en la vida real, como doctor, trató a muchos adictos a la heroína) sobre el bajo mundo de la capital escocesa.

63468700-trainspotting-wallpapers
El Voz De Una Generación, Hecha Película

Leer más »