GOW, por George Orson Welles (Primera Entrega).

George Orson Welles.

Fue el más grande; pero su tragedia fue nunca llegar a ser realmente el más poderoso. Su lugar predilecto era en los extremos, al que llegaba porque le sobraba de todo: talento, cultura, genio. Pero, como es natural, al ubicarse en un lado de la balanza de la vida, lo encontrado a la otra orilla era también una realidad apabullante por su escasez: dinero, oportunidades, amigos. George Orson Welles, su vida, es la película más grandiosa jamás hecha en Hollywood. Un amor fou entre un artista y los diferentes medios que usó para expresarse, a los que transformó a su paso por ellos. Su nombre impactó en el teatro, la radio y el cine, para siempre; pero fue en este último, la última de sus amantes, donde habría de encontrar su eterna femme fatale, una que, como dicta en esencia el personaje, habría de destruirlo hasta extinguirlo en la más triste de las situaciones.

David Thomson, en su fascinante pieza para The Guardian titulada con elegante obviedad como «Orson Welles: El más glorioso fracaso cinematográfico de todos«, se atrevía, en gran parte impulsado por poseer la razón, a disminuir figuras tan míticas del séptimo arte como Martin Scorsese y Alfred Hitchcock, cuya comparación tan sólo hacía engrandecer el nombre de Welles. Ambos directores, indispensables figuras en su industria, palidecen como meros hombres de cine al ser confrontado su legado con la vida del autor de «Citizen Kane«, quien deslumbró como artista (actor, director, escritor, productor), político (por poco fue Secretario General de la ONU, hizo conferencias contra el fascismo, reemplazó a FDR en uno de sus debates mientras le hacía campaña), columnista (The Washington Post), mago (en televisión y Las Vegas) y tertuliano (fue host en su propio programa de televisión).

Leer más »
Anuncios

De Sergio Leone, Un Genio Por Conocer.

El cine es un arte que necesita del cambio para evolucionar, pero que está dominado por una industria temerosa a las nuevas ideas. Esa disyuntiva permite, no obstante, que de vez en cuando salgan piezas audiovisuales capaces de renovar las reglas que definen a un género y que supera las visiones conservadores de los ejecutivos. En esos oasis de libertad artística transgresora y éxito comercial masivo, nacen leyendas que incitan la adoración de sus contemporáneos, la que se va renovando con cada visionado que de sus obras se van dando en cada nueva generación. Alfred Hitchcock, por ejemplo, transformó el género del suspense y, Sergio Leone, con sus seis películas, enterraría sólo para hacer renacer el más americano de éstos, el western.

Y de ese quehacer irreverente sobresale «Once Upon A Time In The West«, el último spaghuetti western dirigido por Leone, considerado en cualquier lista seria de cine como uno de las mejores exponentes del género en toda su historia. Para este blog, la sentencia es tajante: es el mejor jamás creado. Es éste un filme con absolutamente todo para considerarse un clásico de culto, con la capacidad de atraer nuevos adoradores por todos lados a cada momento en que alguien tiene la oportunidad de disfrutarlo.

"Once Upon A Time In The West", de Sergio Leone
Un cuadro clásico al mejor estilo de Sergio Leone.

Leer más »

«True Detective», Primera Temporada, La Cúspide de HBO

Jean Renoir y Alfred Hitchcock tenían como base de su cine el hacer películas que fueran interactivas, que crearán una comunicación entre el espectador y su obra, obligando a tener un «diálogo emocional» más que un discurso unidireccional. En breve, hicieron filmes que obligan al espectador a participar. Producto de esto, en ellos se deja de consumir pasivamente y se convierte a la audiencia en parte de la narrativa. Steven Spielberg decía algo demasiado similar, y John Ford le gustaba que su trabajo llevara a su audiencia a pensar por sí misma.

«True Detective«, de HBO, en su primera temporada, cumple a cabalidad cada uno de los postulados de los maestros y, por eso, además de su descomunal éxito, es una de las obras más importantes del audiovisual televisivo de todos los tiempos. Más aún, es un grito y acto de rebeldía, de reclamación artística, en medio de una sociedad fascinada por el consumo masticado, ligero y hasta idiota, que ha llegado a dominar las carteleras de cine mundial, así como las grillas de programación de todo el planeta.

True Detective Poster
True Detective Poster

Leer más »