«Mad Men», Clase Magistral De Cine Sobre Cómo Concluir Una Serie.

«Mad Men» es, por derecho propio, un referente televisivo, cultural y artístico de nuestra época. Una serie galardonada con lo más y mejor de los premios estadounidenses, considerada por la crítica como una de las diez mejores producciones de la pantalla chica jamás realizadas, y un fenómeno de audiencias a nivel global. Pero la sarta de halagos aquí estipulada, no se extiende en forma exclusiva a lo creado por Matthew Weiner. Son regulares, de hecho, en las obras cumbres de la ficción estadounidense. En donde «Mad Men» sobresale, en donde supera a casi todas las demás, es en haber encontrado un cierre que eleva todo el conjunto de manera gloriosa.

Es imposible no exigir un gran final, una clausura alucinante, una conclusión que desborde de emociones a la audiencia, cuando se han alcanzado cuotas artísticas admirables. La gran mayoría de las veces, los realizadores no están a la altura de las exigencias; pero en «Mad Men» los suyos incluso superaron toda expectativa. Es, lo regular, hacer una gran serie con un final que genere debate: algunos lo aman, otros lo detestan, pocos les es indiferente; pero es exótico, exquisito y grandioso cerrar con uno que sorprenda e impresione a todos sus seguidores. Y es eso lo que alcanzó el equipo de realizadores de este dramatizado.

mad_men_wallpaper_hd_background-640x360

Leer más »

Anuncios

De Cómo Hollywood Mató Un Arte Y Creó Un Gran Negocio.

En “Hairspray”, la insuperable adaptación para cine hecha por Adam Shankman de la obra de Broadway que arrasó en los premios Tony de 2003, la que su vez está basada en la intranquilizadora película de los años ochenta dirigida por John Waters, un momento mínimo dentro del filme, pero capital para la historia del cine por contar acá se presenta. Mientras Penny Pingleton (Amanda Byrnes) fuerza a mirar la pantalla de televisión a Edna Turnblad (John Travolta) para que vea a su hija brillar, la confundida madre le dice a la amiga de su hija que ya ella “sabe la verdad, que todo fue filmado en un gran set de Hollywood”.

El hecho de que los sucesos del filme se ubiquen en los años sesenta es el contexto necesario para entender la frase del personaje. Y es que hasta hace muy poco, la ignorancia del espectador frente al proceso de filmación era absoluta, haciendo del visionado de cualquier película una experiencia mágica y abrumadora, con un gran impacto sobre cualquiera que tuviera oportunidad de disfrutar con las imágenes proyectadas en la gran pantalla. En esa época, era una chiva noticiosa de la mayor importancia descubrir que cuando en una película se veía un hombre colgado de un reloj en un rascacielos, no se filmaba a la persona desde lo alto de un edificio; sino en la seguridad de un set, falseando todo el mundo alrededor suyo.

Annex - Lloyd, Harold (Safety Last)_04
Harold Lloyd en «Safety Last»

Leer más »

«Seinfeld», La Serie Sobre Todo.

El programa de televisión más exitoso de toda la década de los años noventa, es de manera curiosa, una serie que trata sobre nada, según reza en una de sus tantas pautas publicitarias. No obstante, para quienes lo amamos y nos consideramos fanáticos de él, Seinfeld es precisamente todo lo contrario: una serie que trata sobre todo.

La famosa sentencia de ser un show con esta característica, proviene de una crítica que a Jerry Seinfeld algún comentarista de televisión le hiciera después de una presentación de su stand-up comedy transmitido por una de las grandes cadenas, HBO, en la que proclamaba haber visto él a un comediante hacer su show durante 35 minutos donde no hablaba de absolutamente nada. En tono humorístico y como respuesta a esa ácida reseña, los realizadores decidieron poner como eslogan la conocida frase.

jerry-seinfeld
Jerry Seinfeld Revolucionando El Stand Up Comedy.

Leer más »