«Lethal Weapon», Un Dramatizado De Acción

Martin Riggs bebe, sin ningún tipo de compañía, un trago de licor en un solitario y viejo bar. Un grupo de ladrones se acercan a exigirle la entrega de su dinero. El policía, sin siquiera mirarlos, les pide que se pierdan y que lo dejen en paz. Ellos, indignados por la reacción, lo atacan con violencia, para verse sometidos por la destreza que posee el funcionario público en defensa personal. Riggs toma la botella de la que le estaban sirviendo, para seguir su faena. El barman del lugar, visiblemente frustrado, le pide que se la lleve, regalada, pero que no vuelva a su sitio. El hombre encargado de hacer cumplir la ley abandona el lugar con el envase de la bebida alcohólica en la mano.

Ese comienzo, tan lleno de clichés y momentos ridículos, era la manera como «Lethal Weapon» arrancaba. Incluso, la escena se filmó y está disponible en una de las versiones de DVD que la Warner lanzó. Pero Richard Donner, que venía de hacer «The Omen» y «Superman«, no trataría a su obra como una más del montón, como una producción de fábrica que se contenta con poner en ella los elementos tradicionales que conforman una buena obra de esta temática. No, Donner quería una gran película de acción y lo que terminaría creando, producto de una entrega total, sería el inicio de una franquicia exitosa y del establecimiento definitivo de un subgénero (buddy movies) dentro de un género (acción).

219570175-lethal-weapon-wallpapers

Leer más »