“Mad Men”, Clase Magistral De Cine Sobre Cómo Concluir Una Serie.

Mad Men” es, por derecho propio, un referente televisivo, cultural y artístico de nuestra época. Una serie galardonada con lo más y mejor de los premios estadounidenses, considerada por la crítica como una de las diez mejores producciones de la pantalla chica jamás realizadas, y un fenómeno de audiencias a nivel global. Pero la sarta de halagos aquí estipulada, no se extiende en forma exclusiva a lo creado por Matthew Weiner. Son regulares, de hecho, en las obras cumbres de la ficción estadounidense. En donde “Mad Men” sobresale, en donde supera a casi todas las demás, es en haber encontrado un cierre que eleva todo el conjunto de manera gloriosa.

Es imposible no exigir un gran final, una clausura alucinante, una conclusión que desborde de emociones a la audiencia, cuando se han alcanzado cuotas artísticas admirables. La gran mayoría de las veces, los realizadores no están a la altura de las exigencias; pero en “Mad Men” los suyos incluso superaron toda expectativa. Es, lo regular, hacer una gran serie con un final que genere debate: algunos lo aman, otros lo detestan, pocos les es indiferente; pero es exótico, exquisito y grandioso cerrar con uno que sorprenda e impresione a todos sus seguidores. Y es eso lo que alcanzó el equipo de realizadores de este dramatizado.

mad_men_wallpaper_hd_background-640x360

Leer más »

Anuncios

“The Bleeder”, Más Extraño Que La Ficción.

Se ve, en la pantalla de cine, un suceso real transmitido en un televisor: John G. Avildsen está recibiendo el premio Oscar a Mejor Director por su trabajo en “Rocky” y, a continuación, produce sonrojos en el espectador ver a un joven Jack Nicholson anunciando el premio a Mejor Película para el mismo filme. Quien, desde la ficción del largometraje ve las imágenes tomadas de un archivo documental verdadero, es el personaje de Chuck Wepner (interpretado a las mil maravillas por el actor Liev Schreiber), cuya vida y profesión fue, en la década de los años setenta, la principal inspiración de Sylvester Stallone a la hora de escribir el guion que lo llevaría al estrellato máximo, el de “Rocky“.

La anterior situación, bizarra hasta el paroxismo, es la mezcla de realidad y ficción que constantemente coloca ante nosotros “The Bleeder“, o “Chuck” o, por su título en español, “La Leyenda“. Es, todo el metraje, un ejercicio cinematográfico poderoso  y fascinante, al ser nada más que una historia de ficción enfrascada en contar los acontecimientos que inspiraron a una persona de la realidad para crear un icónico personaje del cine.

_MG_0261.tif
La pelea que creó “Rocky”. (Foto Cortesía de Cine Colombia)

Leer más »