«House Of Cards», La Revolución De Netflix Que No Fue.

Durante la década de los años ochenta, la gran pelea comercial del mundo ocurrió entre los gigantes Pepsi-Cola y Coca-Cola. En los noventa, la batalla se trasladó al mundo de la tecnología con Apple y Microsoft como protagonistas. Para los primeros dos mil, el enfrentamiento estaría entre Facebook y Google. Para esta segunda década del milenio, los titanes sacándose sangre serán HBO y NETFLIX. Ya es famosa la frase que hizo Reed Hastings, CEO de la última, después del estreno de la niña consentida de la compañía de streamming, «House Of Cards«: debemos convertirnos en HBO antes que HBO se convierta en nosotros. Y es que el revuelo de la serie posterior a su estreno fue tan enorme, que podemos decir, honestamente, pateó las bases del negocio del audiovisual casero a nivel mundial. Hoy, HBO está ya lanzada al mundo de la retransmisión digital, consagrándose como la marca reina en contenido televisivo, pero por un momento, su reinado parecía haber llegado a su ocaso.

La televisión pasaba por un gran momento en el mundo; pero quedaba en el aire la idea que el rey de la industria era la compañía de Time Warner. Se admitía la existencia de buenas series en otros lares, pero la «calidad HBO» era la que mandaba. Eso, en muchos sentidos, era cierto. Cuando NETFLIX estrenó «House Of Cards», se realizó una movida tan impresionante en la mesa del ajedrez televisivo mundial que, por primera vez, el rey se sintió en jaque. Por supuesto existían «Breaking Bad«, «Mad Men» y, sobre todo, «The Walking Dead» en sus primeras temporadas, producciones que habían alcanzado niveles de admiración escalofriantes. Pero durante más de una década, quien lideraba la pantalla chica, quien innovaba, quien colocaba las pautas a seguir era la cadena cuyas siglas significan Home Box Office. Cuando nació «House Of Cards», no solo se estrenaba una nueva serie, de insuperable calidad artística, se le proponía al espectador una nueva manera de disfrutar el contenido.

Cards-5
Frank Underwood: «Welcome to Washington».

Leer más »

Anuncios

Hablando De Cine Y Televisión Con Marlon Moreno Solarte.

(Este artículo  se escribió para la edición digital de Forbes México en 2016)

Marlon Moreno Solarte ha arrancado el 2016 bastante ajetreado. Después de filmar en Brasil el largometraje «I Believe In Butterflies» y en Colombia la producción noruega «Handle With Care» –en que comparte pantalla con el actor más importante de noruega, Kristoffer Joner, de aparición en «The Revenant»– se halla ahora en su lugar de residencia actual, Los Ángeles, organizando sus nuevos proyectos.

Por supuesto, Moreno Solarte es conocido en gran parte del continente por su actuación en la serie «El Capo», en que interpretó al recordado personaje de Pedro Pablo León Jaramillo. No obstante, en su natal Colombia resuena más por sus dos décadas de trabajo en la pantalla chica y sus 18 largometrajes, entre éstos uno de los más taquilleros del país, «Soñar No Cuesta Nada«, y otro con el que alcanzó reconocimiento internacional, «Perro Come Perro», cuyo performance fue celebrado con el Premio al Mejor Actor en el Festival de Cine de Gramado (Brasil), en 2008, y el Premio al Mejor Actor en el Festival Internacional de Cine en Guadalajara (México), el mismo año. Posteriormente, en 2013, obtuvo el Premio al Mejor Actor en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva (España) por su papel en la película «Cazando Luciérnagas».

431A7896
Cortesía Marlon Moreno

Leer más »

¿Por Qué Amamos Los Villanos?

En los últimos quince años, la televisión se convirtió en el medio más celebrado del audiovisual. Grandes guiones, con los mejores actores y una exquisita calidad técnica, transformaron por completo la industria del entretenimiento, especialmente en Estados Unidos, generando un cambio en el que la pantalla chica logró superar en estatus al cine.

No deja de ser interesante, y bastante intrigante, que en lo más profundo de ese proceso, dos de las series más celebradas del renovado medio, “The Sopranos” y “Breaking Bad”; tengan como protagonistas a personajes que en el establecimiento más tradicional se reconocerían como villanos. Más fascinante aún, es la admiración profesada de parte de sus seguidores.

Dos grandes villanos de la televisión.
Dos grandes villanos de la televisión.

Leer más »