“Joker”, de Todd Phillips, Elogio A La Locura.

¿Qué hace a una película conectar con el sentimiento de toda una generación? Era la duda perturbando a Robert De Niro, al ser entrevistado para un documental y en su afán por descifrar la razón detrás del éxito e inmortalidad de la obra cuyo legado más esplendoroso fue la consolidación de uno de los dúos más amados por los cinéfilos: el “Taxi Driver” de Martin Scorsese. Su rostro pensativo, atrapado en un fotograma en blanco y negro, engalanando su silencio absoluto, revelaba la ausencia de conjetura alguna como respuesta. En entrevista para un medio estadounidense, el cineasta a cargo de ese clásico confesaba el dolor físico sentido al filmar otra pieza centrada en un personaje renegado, perdido, aislado de la sociedad como lo es el protagonista de “The King of Comedy”, por sentirse identificado con él a profundidad, por recordarle su vida antes de haber alcanzado el estrellato como realizador audiovisual.

Se ha hecho muy fácil para algunos demeritar la obra de Todd Phillips sobre el villano más perfecto de la cultura popular, el “Joker”, calificando lo visto como una mera fusión entre las dos cintas de Martin Scorsese con Robert De Niro como centro gravitacional absoluto. Y es innegable que así es. “Joker” pudo haber sido presentado a la Warner en un formato de tipo: “Travis Bickle meets Rupert Pupkin”. El problema, el argumento imposible de encontrar por algún lado en esos comentaristas sobrados, es el reconocer que esa mezcla es una tan peligrosa y complicada de concretar con éxito como lo es la fusión nuclear. Se requiere de mucho para desarrollar en un mismo personaje dos personalidades tan complejas, embarazosas, peliagudas y peligrosas; y más aún, de insertar esa ficción en el zeitgest, el espíritu, el pensar y sentir de toda una generación.

18873

Leer más »

Anuncios

«Nocturnal Animals», La Magia De Un Arte Que Cobra Vida.

En el Festival de Cine de Cannes de 2015, una disputa impredecible se dio por la adquisición de los derechos de distribución del segundo filme de un afamado diseñador, concluyendo el conflicto en un espectacular final: un pago de 20 millones de USD por parte de Focus Features por los derechos de distribución de una película llamada «Nocturnal Animals«, dirigida y escrita por Tom Ford.

La cifra, inaudita en el festival de cine más importante del mundo, hacia prever el estar, las audiencias, frente a una producción de cine imperdible. La cantidad de dinero invertida, la antesala causada, los pretendientes del proyecto, todo pronosticaba una obra de arte cinematográfica insuperable, transgresora y única, la que una vez vista genera más dudas que certezas sobre la calificación a otorgársele.

adams

Leer más »

«T2: Trainspotting», Una Sobredosis De Puro Cinema.

«Escoge Cine», podríamos decir extasiados después de ver la última producción de Danny Boyle, una secuela de su obra de culto de los años noventa, «Trainspotting«. Basada en la continuación del libro («Porno» de Irvine Welsh) cuya primera parte dio origen a esta franquicia inglesa, «T2 Trainspotting» es puro cinema. Parafraseando a Jack Lemmon, podemos decir que una de las instrucciones más brillantes dadas por director alguno, alguna vez, fue aquella impartida por Billy Wilder en medio de un set, quien al actor le espetó sobre una toma: «está muy bien, pero no tiene nada interesante». David Fincher, otro maestro, explicaba en una entrevista que hay dos posibilidades para posicionar la cámara en un plano: el correcto y el otro. En «T2 Trainspotting» Boyle obedece y fusiona las máximas de los dos célebres directores y crea un viaje audiovisual en donde cada plano no sólo es el correcto, sino además el más impactante.

Leer más »

«Kong: Skull Island», Y La Magia De Una Sala De Cine.

En su larga conversación con Lawrence Grobel, editada ella en forma de libro, Al Pacino declaró que «hay películas que son para cine y otras que son para televisión y a cada una se le debería respetar su formato». Bastante visionaria la aserción de uno de nuestros actores favoritos, dado es imposible hoy no darle la razón al hombre nacido en Corleone, que saltó a la fama con la adaptación hecha de un libro para película. Esa famosa producción hace parte de ese pequeño grupo de obras audiovisuales que superan a sus fuentes originales literarias, en el que también podríamos insertar a»Forrest Gump«.

Sí, hay libros que resultan mejor como películas, como alguna vez lo postuló el gran Salman Rushdie. Y las series actuales han demostrado acomodarse mejor a la pantalla chica que al largometraje. Cada historia, entonces podemos concluir, debe encontrar su formato ideal para ser contada. King Kong, por ejemplo, tiene una versión novelada que data de principios de los años treinta pasados; pero, y sin duda alguna, este cuento del simio gigante, hoy puesto en escena para la pantalla grande en»Kong: Skull Island«, es uno para ser contado y disfrutado en una sala de cine. De hecho, en la sala de cine más inmensa posible.

kong-skull-island-4k-sd
El Rey «Kong».

Leer más »

«Apocalypse Now», Un Mensaje Claro Y Fuerte

Dos hechos definen “Apocalypse Now” de una manera muy certera. El primero sucedió antes de empezar a filmar, cuando Francis Ford Coppola le pidió a su antiguo productor y mentor, Roger Corman, consejos para producir en Filipinas; a lo que muy acuradamente el gurú de las películas serie b le respondió: «No vayas». El otro se vivió en el Festival de Cine de Cannes, cuando Coppola, de manera muy elocuente, les dijo a los periodistas quienes lo entrevistaban: «Mi película no es sobre Vietnam. Mi película es Vietnam. Un grupo de jóvenes, en la selva, con mucho dinero, que gastaron de más y se volvieron locos».

Apocalypse Now (1979)
Apocalypse Now (1979)

Leer más »