«Inglourious Basterds», Quintaesencia Tarantino.

¿Qué le otorga a un filme el ser merecedor de llevar la firma de Quentin Tarantino? Tal vez la música, posiblemente la violencia, algo la estructura narrativa, mucho la comedia… Una dosis de lo anterior debe haber en la receta final. Pero subyacente a cada uno de ellos como un centro gravitacional sujetando a todos, yace escondido el verdadero ingrediente secreto del cineasta: sus personajes. Y ninguna película del afamado director norteamericano logró icónicas figuras del séptimo arte como «Inglourious Basterds».

Al recibir el premio America Rivera, en el Festival Internacional de Santa Barbara, el director postuló, casi sin algún tipo de duda, precisamente a esta película como la encargada de hacer perdurar su nombre en la posteridad. Son muchos los elementos sustentado su visión y parece imposible no concordar con la opinión del maestro. Y toda posición a su favor, sobre su comentario, radica en una percepción subjetiva de sentir a “Inglourious Basterds» como el trabajo más maduro de Tarantino, sin perder una gota de su esencia más pura y definitoria.

Leer más »

Anuncios

El «Trailer» De Cine, Una Historia Por Contar.

Algunas veces son una pequeña obra de arte hechas para vender una gran producción. Otras, un completo enemigo del aficionado al arruinarle las sorpresas y la totalidad de los giros en la historia a ser presentados por la película. La mayoría de las veces, nada distinto a una pieza comercial . Lo que sí son, lo que sí se han ganado es su espacio como un elemento esencial del arte tan amado.

No hay, ni ha habido, herramienta más importante para un productor que el conjunto de imágenes organizadas para presentar un futuro filme a estrenarse, como medio de promoción, al que erradamente se ha llamado trailer (Hollywod es especialista en poner nombres equivocados a sus cosas). Es comprobado, una y otra vez, que las taquillas de cine revientan al protagonista fallecer antes del estreno (Heath Ledger, Paul Walker, Michael Jackson), pero Hollywood aún no ha llegado a tanto y, por eso, los cortos (como muchos de los hispanos le decímos) sigue siendo la estrategia rey.

Leer más »

GOW, por George Orson Welles (Primera Entrega).

George Orson Welles.

Fue el más grande; pero su tragedia fue nunca llegar a ser realmente el más poderoso. Su lugar predilecto era en los extremos, al que llegaba porque le sobraba de todo: talento, cultura, genio. Pero, como es natural, al ubicarse en un lado de la balanza de la vida, lo encontrado a la otra orilla era también una realidad apabullante por su escasez: dinero, oportunidades, amigos. George Orson Welles, su vida, es la película más grandiosa jamás hecha en Hollywood. Un amor fou entre un artista y los diferentes medios que usó para expresarse, a los que transformó a su paso por ellos. Su nombre impactó en el teatro, la radio y el cine, para siempre; pero fue en este último, la última de sus amantes, donde habría de encontrar su eterna femme fatale, una que, como dicta en esencia el personaje, habría de destruirlo hasta extinguirlo en la más triste de las situaciones.

David Thomson, en su fascinante pieza para The Guardian titulada con elegante obviedad como «Orson Welles: El más glorioso fracaso cinematográfico de todos«, se atrevía, en gran parte impulsado por poseer la razón, a disminuir figuras tan míticas del séptimo arte como Martin Scorsese y Alfred Hitchcock, cuya comparación tan sólo hacía engrandecer el nombre de Welles. Ambos directores, indispensables figuras en su industria, palidecen como meros hombres de cine al ser confrontado su legado con la vida del autor de «Citizen Kane«, quien deslumbró como artista (actor, director, escritor, productor), político (por poco fue Secretario General de la ONU, hizo conferencias contra el fascismo, reemplazó a FDR en uno de sus debates mientras le hacía campaña), columnista (The Washington Post), mago (en televisión y Las Vegas) y tertuliano (fue host en su propio programa de televisión).

Leer más »

«Minority Report», Un Spielberg y Cruise Post Kubrick.

Sobresale una bizarra caracteristica en la persona de Philip K. Dick. Una figura literaria conocida por una enorme cantidad de cinéfilos; el que la gran mayoría de ellos ignora por completo sus escritos. El autor de estas lineas sufre por ser parte de ese grupo. Pero a pesar de no haber repasado sus textos, ha creado él una portentosa admiración por los debates intelectuales producidos por su obra, una vez se ha traslapado ella al séptimo arte. En 2002, al Steven Spielberg estrenar “Minority Report“, la situación llegó a un nivel estratósferico al insertarse en un debate internacional de la más alta política: la invasión a Irak por parte del gobierno de George W. Bush.

Los hechos de la obra se ubican en la ciudad de Washington en el futuro, en el 2054, año en que el departamento de policía de la ciudad captura a los criminales antes de que cometan algún delito. Tal hazaña es lograda gracias a la existencia de un departamento especial llamado “Precrime”, cuyo equipo principal: un trío de clarividentes denominados “Precogs”, tiene la capacidad de informar de manera precisa e inequívoca sobre un asesinato a ser cometido. El jefe de ese departamento es John Anderton, interpretado por el actualmente medio loco, pero figura máxima del cine y la mayor estrella de Hollywood, el señor Tom Cruise. Es él, así mismo, el principal responsable y apologeta de la controversial división de policía.

Sean Casey y David James. Dreamorks y 20th Century Fox.
Leer más »

«Wall E», Animando Las Emociones Humanas.

«Y todo lo que he aprendido en mi vida sobre narrativa cinematográfica, logre juntarlo aquí». Esta frase, traída a este texto desde la memoria (por lo que seguramente no es totalmente exacta), fue pronunciada en medio de la charla dada por Andrew Stanton en TED, siendo ella la antesala a un apagón general del recinto, realizado éste para crear el escenario ideal para la proyección de un vídeo con una escena de «WALL E«. Y es fácil dar como válido lo postulado por el cineasta: la obra del estudio de la lamparilla es una historia perfecta.

Tal vez, si la producción del robot inspirado en Charles Chaplin y Buster Keaton no se hubiera estrenado en paralelo a ese fenómeno inmenso que fue «The Dark Knight«, «Wall E» podría haber sido la película más importante de ese año. Ciertamente, no se menciona esto por las animaciones logradas, unas de un nivel verdaderamente espectacular; sino porque es una de esas piezas audiovisuales que salen muy de vez en cuando, capaz de cautivar a cualquiera que tenga la oportunidad de disfrutarla, así como haciendo su importante aporte a la industria del cine y, esto resalta, a la humanidad misma. Una trifecta perfecta.

eva-walle

Leer más »

«Die Hard» y «Die Hard With A Vengeance»: Obra Cumbre Del Cine De Acción A Dos Actos.

Die Hard” es un clásico. Posiblemente el clásico de acción más importantes de todos los tiempos, el más emblemático y aquel capaz de erigirse como el mejor exponente de una época de oro para el cine de acción de Hollywood, como lo fue la década de los años ochenta. Alcanzó, la obra, un éxito de taquilla y de crítica muy distante al recibido en general por las películas que hacen parte de este maltratado género, en gran parte producto de la magistral dirección de John McTiernan, un estelar de Bruce Willis absolutamente encantador y un Alan Rickman exquisito. Con  cuatro nominaciones bien merecidas a los premios de la Academia, y recaudando más de 140 millones de dólares a nivel mundial, sobre un costo de 28, «Die Hard» se convirtió por derecho propio en un imperdible del cine.

Producto de tan enorme suceso, Hollywood, de manera muy poco sorpresiva, habría de exprimir el éxito de manera comercial hasta el agotamiento máximo, dando como resultado una franquicia patética y ridícula, con unas últimas entregas desconectadas en su totalidad de la génesis del filme. No obstante, porque todo hay que decirlo, en ese trabajo de saquear hasta el final a esta saga y el personaje, hubo un momento de brillantez, de inspiración máxima, de glamour fílmico, como lo es esa joya titulada «Die Hard with a Vengeance«.

die-hard-10

Leer más »

«Hard Target», de John Woo, Cuando Un Artista Hace Cine De Acción.

A principio de la década de los años noventa, Jean Claude Van Damme era JEAN CLAUDE VAN DAMME, uno de los héroes del cine de acción más importantes en todo el mundo. Relativamente hablando, su nombre y prestigio no estaba a la altura de los más importantes hombres rudos de Hollywood de esa época, Stallone, Willis o Schwarzenegger; pero sí era alguien que se estaba ganando su espacio en el mundo del celuloide rápidamente, y un artista de culto para muchos.

Al mismo tiempo que el “actor” belga iba ganando fama y espacio en el mundo de Los Ángeles, al otro lado del planeta, en Hong Kong específicamente, un director mostraba una inmensa capacidad artística para filmar películas y secuencias en ese mismo género. Después de impactar con “The Killer”, «Hard Boiled» y «A Better Tomorrow«, sólo era cuestión de tiempo para que John Woo pisara tierras americanas. Pocas frases, como la dicha por el afamado crítico de cine, Laurent Tirard, logran condensar el gran impacto del cine del asiático: «Woo elevó el cine de acción a un nivel operístico». Por esas cosas del destino, los planetas y las estrellas se alinearon para juntar a éstas dos personalidades del cine, en lo que terminó siendo una inmensa película de acción: «Hard Target».

hard-target-02

Leer más »

«Mindhunter», Teatro Hecho Cine Para Televisión.

«El cine es el medio del director, la televisión del productor y el teatro el del actor.» La sentencia, tajante y profunda, fue hecha por uno de los grandes del séptimo arte: el gran Tom Hanks. Profundizando un poco en ella es absolutamente tentador darle la razón al intérprete: una película necesita de una visión para culminarse, una serie demanda un centro que coordine una cuantiosa cantidad de capítulos y una obra alcanza su cenit al momento de efectuarse la presentación en vivo.

«Mindhunter«, la serie de Netflix creada por Joe Penhall, cuya producción y dirección estuvo a cargo de David Fincher (el cineasta dirigió cuatro capítulos y escogió a los encargados de hacer ese trabajo en el resto), podría haber rebosado las fronteras anteriormente fijadas, creando un producto televisivo exquisito y demasiado perfecto para su tiempo; uno en donde la tecnología ha derrumbado por completo las murallas que definían al cine, la televisión y el mismo teatro.

mindhunter-poster

Leer más »

«It», Muerte Al Cine De Suspenso, Larga Vida Al Cine De Sustos.

Una pareja sentada en una mesa de un lindo restaurante celebrando su aniversario. Un hombre misterioso deja un maletín con una bomba debajo de la mesa, sin que ninguno de los dos lo percate. El reloj con la cuenta regresiva comienza a andar y se acerca imparable a la explosión que acabará con sus vidas. Los tórtolos siguen melosos, compartiendo en la más ignorante dicha la inexistencia del artefacto junto a sus pies. Si esto fuera una escena, cada segundo que pasa, cada palabra dicha, carcomen nuestra calma hasta llevarnos al desespero por no saber si la bomba estallará o no. Eso, en cine, es un suspenso agobiante que sentimos como espectadores. La misma pareja hablando, tranquila, en el mismo restaurante, y de repente estalla una bomba de la que nadie sabía su existencia, es un enorme susto.

Más o menos en estas palabras explicaba el brillante Alfred Hitchcock, con gran genialidad y con cierto aire de paternidad, la diferencia estructural entre el susto y el suspenso al crítico de cine, y posterior maestro del séptimo arte Francois Truffaut, en su ya clásico libro y biblia de todo cinéfilo: «El Cine Según Hitchcock«. La diferencia entre el susto y el suspenso, es también la diferencia entre una película palomitera y una obra maestra, prácticamente. «It» de Andrés Muschietti (ahora «Andy») es, al igual que casi todo el cine de horror taquillero actual, una película de sustos, no de suspenso. Pero eso sí, una muy buena película de sustos.

it__2017____poster___4_by_camw1n-db4i2ol

Leer más »

«My Blueberry Nights», de Wong Kar Wai, Un Lienzo Para Cine.

Wong Kar Wai es un artista del cine. Un creador de potentes y hermosas imágenes. Un pintor que colorea con mucho cuidado y con mucha profundidad cada uno de los planos de sus películas. Un creador de atmosferas adornadas con hermosas y originales piezas musicales. Eso, que es lo que más me gusta de este director asiático, es lo que es en esencia “My Blueberry Nights“, la última película de este peculiar cineasta, y la primera que hace en tierras por fuera de su natal china.

myblueberrynights0710

Leer más »

Tom Cruise, La Estrella Más Grande De Hollywood.

tom-cruise-with-beardQue Tom Cruise anda como chiflado en estos días no es un secreto para nadie. La cienciología lo deschavetó y la crisis de los cincuenta parece haberle llegado con mucha fuerza. Pero no por eso debe olvidarse que es él, realmente, una de las estrellas más grandes de Hollywood. Alguien con una impresionante capacidad para moverse en una industria tan salvaje como lo es la de la meca del cine, dejando tras de sí un legado lleno de megablockbuster altamente entretenidos, una tanda de muy buenas películas y, como si esto fuera poco, una cuantas obras de arte, es una persona con una carrera digna de analizar. Peter Bogdanovich contaba que George Orson Welles respondía, cada vez que alguien se refería a Marlene Dietrich como la estrella con sólo dos películas buenas, que en esta vida es más que suficiente tener una de ellas. Bajo esa perspectiva, el autor referido en esta reseña se puede catalogar como la estrella más grande del cine de los Estados Unidos.

Se rescata acá, casi que por obligación, la participación de Cruise en la película “Taps” de Harold Becker, por ser esta su primera aparición en la pantalla grande. Pero es claro para cualquiera que el Tom Cruise que todos conocemos comenzó a labrar su gran reconocimiento en una pequeña obra, muy personal e independiente, titulada “The Outsiders“, dirigida por el grandioso Francis Ford Coppola. Ese filme, uno muy particular, es recordado entre el mundo del séptimo arte con mucho cariño porque fue, tal y como sucedió con Cruise, la plataforma necesaria para el despegue de un elenco de jóvenes a punto de convertirse en grandes estrellas: Patrick Swayze, Emilio Estevez, Rob Lowe, Diane Lane

Leer más »

«T2: Trainspotting», Una Sobredosis De Puro Cinema.

«Escoge Cine», podríamos decir extasiados después de ver la última producción de Danny Boyle, una secuela de su obra de culto de los años noventa, «Trainspotting«. Basada en la continuación del libro («Porno» de Irvine Welsh) cuya primera parte dio origen a esta franquicia inglesa, «T2 Trainspotting» es puro cinema. Parafraseando a Jack Lemmon, podemos decir que una de las instrucciones más brillantes dadas por director alguno, alguna vez, fue aquella impartida por Billy Wilder en medio de un set, quien al actor le espetó sobre una toma: «está muy bien, pero no tiene nada interesante». David Fincher, otro maestro, explicaba en una entrevista que hay dos posibilidades para posicionar la cámara en un plano: el correcto y el otro. En «T2 Trainspotting» Boyle obedece y fusiona las máximas de los dos célebres directores y crea un viaje audiovisual en donde cada plano no sólo es el correcto, sino además el más impactante.

Leer más »

De Sergio Leone, Un Genio Por Conocer.

El cine es un arte que necesita del cambio para evolucionar, pero que está dominado por una industria temerosa a las nuevas ideas. Esa disyuntiva permite, no obstante, que de vez en cuando salgan piezas audiovisuales capaces de renovar las reglas que definen a un género y que supera las visiones conservadores de los ejecutivos. En esos oasis de libertad artística transgresora y éxito comercial masivo, nacen leyendas que incitan la adoración de sus contemporáneos, la que se va renovando con cada visionado que de sus obras se van dando en cada nueva generación. Alfred Hitchcock, por ejemplo, transformó el género del suspense y, Sergio Leone, con sus seis películas, enterraría sólo para hacer renacer el más americano de éstos, el western.

Y de ese quehacer irreverente sobresale «Once Upon A Time In The West«, el último spaghuetti western dirigido por Leone, considerado en cualquier lista seria de cine como uno de las mejores exponentes del género en toda su historia. Para este blog, la sentencia es tajante: es el mejor jamás creado. Es éste un filme con absolutamente todo para considerarse un clásico de culto, con la capacidad de atraer nuevos adoradores por todos lados a cada momento en que alguien tiene la oportunidad de disfrutarlo.

"Once Upon A Time In The West", de Sergio Leone
Un cuadro clásico al mejor estilo de Sergio Leone.

Leer más »

«Silence», De Martin Scorsese, La Fe Del Maestro.

En «The Dreamers«, la obra cinematográfica que tiene como autor al gran Bernardo Bertolucci, el personaje de Theo, un joven y apasionado cinéfilo, recuerda a otro de iguales características llamado Matthew aquella famosa sentencia del gran Francois Truffaut que clarifica que «Nicholas Ray es cinema». Hoy, algún famoso crítico de cine que ocupe los espacios en la sociedad desde la que el francés fuertemente influyó, podría decir que «Martin Scorsese es cinema»; pero también, que Scorsese es religión.

Y es que el sustento de la sentencia se haya al leer el fascinante libro «Conversations With Martin Scorsese», una recopilación de varias entrevistas dadas por el cineasta durante su carrera, donde se explaya con mucha naturalidad sobre el arte que tanto domina y que a él obsesiona. En una de ellas, dice él que cada vez que viaja se da cuenta de que realmente no es ateo, porque apenas comienza a despegar el avión su miedo lo obliga a rezar y a pedir a Dios que lo ayude.

Scorsese enfrenta el silencio de Dios frente a los actos de maldad en su última película.

Leer más »

«Snowden», La Muerte Del Cine. Segunda Parte.

Cary Fukunaga, quien dirigiera la celebrada primera temporada de «True Detective«, estipuló que la baja calidad del séptimo arte se debe no a una falta de ideas en Hollywood, sino a una falta de buenas audiencias en el mundo. Al ver, con tristeza, los ingresos recibidos por la boletaría vendida en la última película de Oliver Stone, «Snowden«, es imposible no estar de acuerdo con el brillante cineasta.

El filme, protagonizado por Joseph Gordon-Levitt, Shailene Woodley, Melissa Leo, Timothy Olyphant, Zachary Quinto, Scott Eastwood, Nicolas Cage, Rhys Ifans y Tom Wilkinson, decepcionó en taquilla a nivel planetario (hizo 37 millones de dólares), a pesar de tener críticas decentes en IMDB (7.3) y Cinemascore (A).

La crítica al público está señalada acá por el hecho de que esta producción presenta uno de los temas de mayor importancia en la actualidad, uno de los debates más poderosos a tratar en los próximos años y uno que afecta a cada ciudadano por igual. Lo retratado es el que todo, absolutamente todo lo que hagamos en los medios digitales sea revisado y visto por las agencias de seguridad más importantes del mundo, con lo que estamos hablando, por supuesto, de la absoluta pérdida de la privacidad por parte de los humanos.

oliver-stone-talks-about-his-latest-film-snowden
Oliver Stone, El Rebelde De Hollywood.

Leer más »

«Pulp Fiction», La Película Que Marcó Una Década.

“En el verano de 1989, un trabajador de una vídeotienda de 25 años, aficionado al cine, vendió un guión por menos de lo que gana un taxista en promedio al año. El cine moderno nunca volvería a ser el mismo». Pulp Fiction, The Facts.

Hubo algo en el tándem de películas que hizo Quentin Tarantino a principio de la década de los años noventa que habrían de redefinir el cine hasta nuestros días. «Reservoir Dogs«, pero muy especialmente «Pulp Fiction«, lograron paralizar por un momento la industria del cine mundial, mientras todos trataban de entender qué había en estas obras que tenían extasiado a medio planeta. Después de haber conmocionado a propios y extraños con su ópera prima en el Festival de Cine de Sundance, Tarantino y Miramax estrenaron «Pulp Fiction» en el Festival de Cine de Cannes en 1994. Como es de todos conocido, el filme se llevó la Palma de Oro ese año, pero su camino en la historia del cine no había hecho más que comenzar.

Poster
Poster «Raro»

Leer más »

«Terminator», La Saga Y El Retorno De Su Dios Creador.

James Cameron es el director más grande del mundo. Es, realmente, un completo genio. Sus dos filmes más taquilleros, «Avatar» y «Titanic«, son los dos con el mejor récord en teatros, según BoxOfficeMojo.Com. Algo increíble, pero que la verdad no parece extraño cuando se establece que desde la década de los ochenta, este antiguo camionero, cuya opera prima es un bodrio llamado «Piranha Part Two: The Spawning«, no ha conocido el fracaso comercial.

Finalizando la década de los setenta, el cine de terror y, especialmente, los slashers movies, eran las películas que los directores jóvenes e independientes soñaban crear. «Hallowen«, de John Carpenter, ídolo de Cameron, era el referente para todos. Nada raro entonces que el novato cineasta quisiera también su película perteneciente al género. Una noche, mientras estaba en Roma en la premier de sus pirañas, el realizador tuvo una pesadilla sobre una estructura metálica que lo perseguía con un cuchillo. Cuenta la leyenda que Cameron se levantó de la cama, tomó un trozo de papel, un lápiz de la habitación y comenzó a dibujar el esqueleto metálico que más adelante se inmortalizaría en «Terminator«.

Terminator 2: Judgment Day.

Y se arranca este post definiendo quién es el verdadero padre fundador del personaje, porque para aquellos amantes empedernidos de estas películas, la verdad es que Cameron es más importante que el mismo Schwarzenegger. Estando ad portas del retorno del maestro a la última entrega de la franquicia, el hecho de que el brillante cineasta nos hubiera recomendado «Terminator Salvation» como tercera parte de la saga fue, para aquellos quienes lo admiran, casi un mandato del cielo, indicando con sus palabras que esa película era imperdible. Después de haber visto el bodrio que fue «Terminator Genisys» y la mencionada «Salvation», el hecho de que en esta parte Cameron se meta como productor genera una nueva ilusión.

Leer más »

«True Detective», Primera Temporada, La Cúspide de HBO

Jean Renoir y Alfred Hitchcock tenían como base de su cine el hacer películas que fueran interactivas, que crearán una comunicación entre el espectador y su obra, obligando a tener un «diálogo emocional» más que un discurso unidireccional. En breve, hicieron filmes que obligan al espectador a participar. Producto de esto, en ellos se deja de consumir pasivamente y se convierte a la audiencia en parte de la narrativa. Steven Spielberg decía algo demasiado similar, y John Ford le gustaba que su trabajo llevara a su audiencia a pensar por sí misma.

«True Detective«, de HBO, en su primera temporada, cumple a cabalidad cada uno de los postulados de los maestros y, por eso, además de su descomunal éxito, es una de las obras más importantes del audiovisual televisivo de todos los tiempos. Más aún, es un grito y acto de rebeldía, de reclamación artística, en medio de una sociedad fascinada por el consumo masticado, ligero y hasta idiota, que ha llegado a dominar las carteleras de cine mundial, así como las grillas de programación de todo el planeta.

True Detective Poster
True Detective Poster

Leer más »

«Mad Max: Fury Road», Una Furia De Película.

La leyenda es cierta. En una premiere de «Mad Max: Fury Road«, a la que asistió su director, George Miller, al momento del septuagenario realizador subirse al escenario, una leyenda del cine moderno, el gran Robert Rodriguez, tomó el micrófono para preguntarle: «¿cómo demonios filmó usted esta película?». La pregunta es una que nace de forma natural después de ver el filme. Un famoso comentarista de cine escribió, posterior a haberla disfrutado, que se sentía «como si Miller se hubiera robado 150 millones de dólares de Warner Bros. y partido para África con ellos a filmar un persecución», de unos maniáticos.

Wallpaper de Mad Max: Fury Road

Es que la última entrega de esta saga de orígenes australianos es realmente un ejercicio máximo de cinematografía. Críticos de todo el mundo la han llamado una película que «cambia por completo el cine» (Edward Douglas, Cooming Soon Net), «una película que derretirá tu cara» (Jen Nemato, The Daily Beast) y «una película que de plano es increíble» (Todd MaCarthy, Hollywod Reporter). Con una calificación de 8,6 en IMDB y un alucinante 98% en Rotten Tomattoes, ambas después de tres semanas de estrenada, es justo decir que desde «Pulp Fiction» una película no generaba tanta pasión entre los más exigentes amantes del séptimo arte.

Leer más »

¿Y Si Hacemos Del Cine Un Universo Paralelo?

Estaba conmocionado. Ciertamente extasiado. Había tenido, plenamente, una experiencia cinematográfica absoluta, llena de magia y emoción. En el camino de retorno a mi hogar, con la cabeza cavilando sobre lo visto recién, me confirmaba con cada nuevo pensamiento producido, el haber disfrutado de una de las más grandes producciones realizadas, de esas llamadas a inmortalizarse en el tiempo por los recuerdos y sentimientos de aquellos quienes la disfrutamos desde su estreno.

Ya instalado en mi apartamento, me adentré al portal de la IMDB, con el objetivo único de darle un merecidísimo diez en calificación a tan alucinante filme. Paso a seguir, visité la sección de “trivias” de la web, buscando elementos para extender mi conocimiento sobre la película y aumentar mi gozo. Lamentablemente, allí me encontré con lo inesperado.

Poster Gravity
Poster Gravity

Leer más »

«Trance», De Danny Boyle, Sólo Un Lienzo Digital.

Decía James Vanderbilt que David Fincher le había dicho alguna vez que dirigir una película era como pintar un cuadro, con 50 hombres trabajando en el lienzo y una persona atrás en un walkie talkie dando ordenes a cada uno del tipo: «más azul en ese lado; más verde al otro». Por supuesto, la analogía del brillante director la hace parafraseando a otro monstruo del cine: el gran Orson Welles.

En un documental, llamado «Boffo Tinseltown’s Bombs & Blockbusters«, George Clooney hablaba sobre la fragilidad de la que dependía el éxito de una película; puesto que se necesita de la equivocación de una sola persona para que la producción no funcionará. Se arrancaba con lo primero, que era un excelente guion; pero luego podía ser el director el que se equivocará, o el editor o un publicista.

En «Trance«, Danny Boyle («Trainspotting» 1995; «The Beach«, 2000; «Slumdog Millonaire«, 2009) contaba con un equipo y elenco de lujo; quienes en su gran mayoría hicieron un trabajo alucinante. Pero sería el mal quehacer de una persona, al principio del filme, el que determinaría que esta terminará no funcionando, quedándose únicamente en la promesa de lo que pudo ser: una excelente película de entretenimiento.

«Trance» es visualmente impactante. Su trabajo de cámara y luz es particularmente delicioso para la vista. Anthony Dod MantleRush«, 2013; «Anthicrist«, 2009; «The Last King Of Scotland«, 2009), comentaba en algún momento que para él y Danny Boyle el movimiento de cámara era realmente importante; lo que en cada película se definía era el cómo se iba a lograr. En esta particular, el trabajo de ese apartado es realmente fascinante.

126-TRANCE-PS (2).tif

Amante como ninguno de la filmación en digital y la comodidad que esta ofrece, el trabajo de cámara resalta durante todo el metraje. En el movimiento, por supuesto; pero también en los agresivos e impactantes encuadres. En una película que tiene como universo el mundo de las artes plásticas, pareciera que la gran mayoría de fotogramas del filme fueran unas maravillosas pinturas.

Como complemento perfecto al trabajo del cinematógrafo, tenemos a un Mark Tildesley inspirado en el diseño de producción. La película, ubicada en el Londres de nuestros días, realmente ofrece una perspectiva alucinante y muy refrescante de la cuidad, algo que merece todo el reconocimiento del público, puesto la capital de Inglaterra es una locación ampliamente conocida a través del cine. Presentarla de manera tan original es un acierto.

Rosario Dawson as «Elizabeth» and James McAvoy as «Simon» in Danny Boyle’s «TRANCE.» ©Fox Searchlight.

Muy inteligente en ese sentido es el realizar planos a través de vidrios, metales o plásticos, que distorsionen la imagen, dándole un aspecto que además de atractivo, es acorde a la temática de la hipnosis que presenta «Trance«.

En conjunto, la calidad del trabajo de sonido en el filme es una absoluta delicia. Tanto por las poderosas composiciones de Rick Smith (recordado por ser parte de la banda «Underworld», que nos trajo la famosa canción «Born Slippy«, dada a conocer mundialmente gracias a «Trainspotting«), que podrían ser calificadas como hermosas piezas de música clásica pero ejecutadas a través de instrumentos de música electrónica; como por lo logrado por Simon HayesPrometheus«, 2012; «Kick-Ass»; 2010; «Snatch«, 2005) en la captura y diseño de sonido, donde logra emanar sentimientos de estados alterados de la mente en muchos momentos de la película.

De la parte técnica, tal vez la más impactante de todas sea la de la edición, a cargo del irrepetible Jon HarrisThe Woman In Black«, 2012; «127 Hours«; 2010; «Snatch», 2005) quien logra contar una complicada historia de la manera más ordenada posible. Por supuesto, el endiablado ritmo que lo ha caracterizado en el pasado, que da tanta emoción a muchas escenas, hace notoria presencia acá.

Ahora, como bien se dice, nada del apartado técnico sirve si no hay buenas actuaciones y un buen guion. De los primero, hay mucho en este filme; de lo segundo, no tanto. James McAvoy y Vicent Cassell están a la altura que nos tienen acostumbrados. La transformación a lo largo de la película del primero, quien declaró que estaba desesperado por interpretar el papel, es acompañada por la enorme variedad de matices que presenta el segundo. Rosario Dawson realmente no está mal y, a pesar de  que si dejan algo que desear los secundarios de la película, el resultado final del conjunto es más que pasable.

El apartado de la película que si no hay por donde tomar es del guion. De una idea realmente bien pensada, se hizo un desarrollo harto mediocre. Haciendo algo de historia, vale recordar el famoso dilema entre el suspense y la sorpresa, que tan brillantemente explicó el inmortal Alfred Hitchcock en un ejemplo. Dijo el director inglés en sus conversaciones con el famoso director francés, que la sorpresa es el estallido de una bomba de manera inesperada por el espectador en una escena entre dos personas conversando; mientras que el suspense es mostrarle al espectador que se coloca una bomba a punto de estallar entre dos personas que están conversando. En el primer escenario el espectador brinca del susto cuando está estalla, pero luego se le pasa y ya; mientras que en el segundo, el espectador estará tensado durante toda la conversación, sin saber si esta estallará o no.

Jon Ahearne, escritor del guion, el que contó con una revisión de John HodgeShallow Grave«, 1994; «Trainspotting«, 1995; «The Beach«, 2000), escogió la facilidad que entrega lo primero (la sorpresa) en vez de la profundidad que otorga lo segundo (el suspense). Con un agravante: y es que en un tipo de película en la que se descubre la verdad al final, debe el espectador tener la oportunidad de descubrirla antes. Es por eso que «The Sixth Sense«, de M. Night Shyamalan, o «The Usual Suspects«, de Bryan Singer, son tan adoradas por el público: por que durante toda la película, da una u otra manera, nos han dicho ya el sorprendente final de la misma. El no habernos dado cuenta por nosotros es lo que las hace tan fascinantes.

Eso no pasa acá. Las pistas que dan son claras; pero es imposible llegar a la conclusión de la película con tan sólo esa información. Y eso hace que el final pierda toda la fuerza que podría haber tenido.

Es realmente una tristeza que la estructura escogida para el guion sea esta tan mediocre y débil, puesto que no logra cerrar lo que de otra manera hubiera sido una pieza cinematográfica alucinante, convirtiéndola en un hito, tal y como lo son los dos últimos filmes mencionados en este post. «Trance» tenía una inmensa y muy entretenida idea entre manos; pero fue ejecutada a la perfección por todo el equipo técnico y artístico, con excepción del guionista. Habrá que darle entonces la razón al gran George Clooney.