“Nocturnal Animals”, ¿Es Tom Ford Un Absoluto Genio Cinematográfico?

En el Festival de Cine de Cannes de 2015, una disputa impredecible se dio por la adquisición de los derechos de distribución del segundo filme de un afamado diseñador, llevando el conflicto un espectacular final, terminando con un pago de 20 millones de USD por parte de Focus Features por los derechos de distribución de una película llamada “Nocturnal Animals“, dirigida y escrita por Tom Ford.

La cifra, inédita en el festival de cine más importante del mundo, hacia prever el estar, las audiencias, frente a una producción de cine imperdible. La cantidad de dinero invertida, la antesala causada, los pretendientes del proyecto, todo pronosticaba una obra de arte cinematográfica insuperable, transgresora y única, la que una vez vista genera más dudas que certezas sobre la calificación a otorgársele.

adams

Es alucinante pero cierto que las películas de cine son una especie de organismo vivo que se transforma en cada parte de su proceso. Lamentando no recordar a quién darle la autoría por la siguiente cita, la sentencia de que es “una película la que se escribe, otra la que se filma, una diferente la que se edita y una última distinta la que es el espectador ve”, parece ser ella la mejor forma de explicar el mágico proceso que es la creación cinematográfica.

Con “Nocturnal Animals” pasa algo poderoso: una película es la hecha por el director y otra muy diferente la que ha llegado a ver una parte de la audiencia, abriendo este particular fenómeno un debate sobre la posibilidad del cine, generando un análisis profundo sobre este arte en su más pura esencia.

Screen_Shot_2016_11_23_at_3.41.58_PM

El hecho de que la película esté basada en un libro del que el cineasta respetó en su totalidad el título, hace que la historia presentada en la pantalla tenga una única interpretación. Y es que Tom Ford ha dejado claro la nula ambigüedad de su obra. No obstante, si se permite en ella una lectura más profunda que la que dejaría una simple mirada.

“Nocturnal Animals” es la búsqueda de un simbolismo en el proceso de interpretar una obra audiovisual. Hay dos historias contadas en paralelo: una “real”, que va de la vida de Susan Morrows (Amy Adams), su relación con su ex pareja Edward Sheffield (Jake Gyllenhaal) y su actual esposo, Hutton Morrow (Armie Hammer); y otra plasmada en el libro que lee Susan escrito por Edward, en donde aparecen Ray Marcus (Aaron Taylor-Johnson), Bobby Andes (Michael Shannon), Laura Hastings (Isla Fisher) y Tony Hastings (segundo papel en el filme de Jake Gyllenhaal).

93880cd1dbca5268563d14d0f14e80e6

El simbolismo está en que los hechos de la ficción plasmados por Edward son una metáfora de su relación con Susan y la entrega del manuscrito por parte del autor a su antigua esposa no es más que una venganza ejecutada con un final maestro, puesto que el acto en busca de justicia está plasmado de manera sutil en la historia por ella leída.

Tony, el personaje escrito por Edward, es claramente una extrapolación de él. De hecho, así lo ve Susan, quien lo crea en su cabeza para nosotros verlo en la pantalla. Su esposa, la de Tony, Laura, es una personificación de ella misma (mucho se ha hablado de las semejanzas físicas entre Fisher y Adams) y la hija de los dos en la ficción es el sueño de Edward de ser padre, una frustración de su realidad al Susan haber abortado un hijo de los dos cuando eran pareja.

Nocturnal-Animals-Poster-Jake-Gyllenhaal

La explicación anterior es casi obvia para cualquier espectador. Donde reside la genialidad de la historia es en la creación de los tres criminales como etapas del daño causado por Susan a Edward, y en la del policía como la sed de venganza del autor.

Turk y Lou, los criminales que se llevan a la pareja de la ficción en el auto, representan a Susan y Hutton, la pareja que engaña a Edward para quitarle su sueño, el de tener una familia. Turk es quien se lleva a las dos mujeres lejos de Tony, mientras que Lou lo engaña haciéndole creer que con ellos se iba a volver a encontrar. Ray, por su parte, el criminal quien comete el acto asesinar al par de mujeres en la ficción, es el aborto cometido por Susan, el hecho que liquidó por completo los sueños de Edward de tener junto con ella una familia.

1481131026_3

El detective Bobby Andes, por su parte, es la búsqueda de revancha por parte de Edward, acto que comete el personaje desde el momento que comienza la lectura del manuscrito por parte de su víctima, concluyendo con dejarla plantada en su cena. El hecho de que Tony muera en la ficción es la representación del fin del viejo Edward, ese ser enamoradizo que corría tras Susan ya ha dejado de existir, dándole paso a un nuevo hombre, un autor poderoso y salvaje, capaz de vengarse de la mujer que le traicionó.

Tom Ford declaró que la escena en donde ella se corta el dedo, expulsando sangre de él al momento de abrir el sobre que contiene la novela de su ex esposo, es una perfecta imagen de lo que será la lectura del libro: una vendetta. Pero de otro momento del filme, uno que pareciera menor e incluso innecesario dentro la historia, es de donde nace una segunda, fascinante y poderosa segunda lectura del filme. Y es en la escena con el cuadro de Revenge, un cuadro que Tom Ford hizo de manera exclusiva para su obra.

arte_contemporaneo_en_nocturnal_animals_Enfilme_3n587

¿Por qué Susan olvida que puso allí el cuadro? Según varias teorías de Internet, la razón es absolutamente espectacular: porque ella es una persona con problemas mentales, producto de sus largas noches de insomnio, las que incluso la han llevado a crear en su mente al mismo Edward, el libro que está leyendo, una hija inexistente y toda la historia alternativa sobre su pasado y su vida.

Son varios los puntos que logran cuadrar los comentaristas de Internet en el filme, que sirven como sustento de su teoría: Susan está insomne y por lo tanto sufriendo un delirio, algo que se comprobaría al ver a Ray en el móvil de su ayudante. Según los defensores de esta teoría, su actual pareja no conoce a su ex marido y al nadie más ver al mayordomo ofreciéndole el libro se puede declarar a este como ficticio, algo que sostienen por el hecho de que pasan por una una mala racha económica por lo que no podrían permitírselo. La lectura del libro coincide con su vida real: el disparo se conecta con el ruido pájaro que se estrella contra su ventana; y cuando Edward muere, el sonido de su respirar se entremezcla con la respiración de ella. Tal vez el apunte más espectacular dentro de esta hipótesis se halle en el afiche oficial de la película, en donde Edward parece estar dentro de la cabeza de Susan, al sobreponer la imagen de la actriz sobre la del actor, como si este fuera una creación de la mente de ella.

Animais-Noturnos

Hay dos puntos importantes a resaltar sobre esta propuesta de visionado sobre el filme: uno, es que la madre de Susan recuerda a Edward; y otro es que la pareja del personaje sí recuerda a su ex esposo, lo que no recuerda de él es que fuera escritor. Así mismo, es claro que esta posible historia no es la que ha querido contar Ford, puesto que en las entrevistas que sobre el filme el cineasta ofreció, dejó claro su posición sobre lo que él buscaba relatar.

No obstante, el hecho de que la nueva versión por poco cuadre a la perfección con lo presentado en la pantalla es algo alucinante. El que tan sólo un par de recortes del metraje final  sean necesarios para hacer válida toda esta nueva versión, en la que el personaje interpretado por Gyllenhaal no existe, es algo absolutamente fascinante. No se trata de que haya que grabar nuevas escenas, cambiar el guion o destruir la película como está, sino de un par de minutos eliminados aquí y allá y una nueva película está frente a nosotros.

maxresdefault

Esto recuerda mucho a lo dicho por Walter Murch sobre el mítico proceso de edición que fue “Apocalypse Now“, en el que aprendió que ” en la edición no se arma una película, sino que se encuentra la película”. Martin Scorsese explicaba cómo la magia del cine radicaba en que al juntar dos planos el resultado era un tercero que no estaba sino en la mente del espectador. Por supuesto, el maestro hacía referencia al ejercicio conocido como el “Efecto Kuleshov“, por medio del cuál, el director ruso Vladimirovic Kuleshov demostró que dos tomas sucesivas no son interpretadas de manera independiente por el espectador, sino que el cerebro las integra y les da un significado.

Es harto poderoso el que podamos debatir sobre este tema en la obra de Ford. Eliminando un par de planos de la conversación entre Susan con Hutton en donde se involucra a Edward, y haciendo lo mismo en la charla que tiene Susan con su madre, el ex esposo de Susan pasa de ser un ser real a uno imaginario y la película deja de ser una sobre un cuadro amoroso (Hutton es infiel a Susan y ésta quiere ser infiel a él con Edward) y se transforma en una sobre una mujer con muchas complicaciones mentales.

En general, “Nocturnal Animals” es una gran película. Una bella, poderosa y descarnada producción cinematográfica, que justificaría la lucha que por ella se desató en el festival de cine más importante del mundo. Es una tragedia que la misma haya obtenido una cifra de taquilla tan paupérrima, un tema sobre el que se ha hablado en extenso en este espacio.

No obstante, el juego que permite la película, las posibilidades de encontrar una historia alternativa en ella, es uno de una exquisitez irresistible. Una muestra insuperable de que el cine, más que una industria, más que un arte, es realmente magia en su estado más puro, un tema que se trató en el pasado en este espacio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s