Amando A Weinstein, Odiando A Harvey, El Fin De Una Era En Hollywood.

Kevin Smith, director de “Clerks” y “Zack and Miri Make a Porno“, entregó a Harvey Weinstein a mediados de la década de los noventa un guion escrito por Matt Damon y Ben Afleck, años más tarde conocido por todo el mundo como la película “Good Will Hunting“. El productor le encantó el texto y organizó un encuentro para discutir con los escritores. El hombre a cargo de Miramax en esa época, le confesó a sus contertulios la fascinación que sentía por el material; pero que se encontraba absolutamente confundido por la escena entre los dos profesores (a ser interpretados por Stellan Skarsgård y Robin Williams) ubicada en la página sesenta, en la que mantenían sexo oral. El grupo de jóvenes realizadores le contestaron al ejecutivo que esa escena no era para filmarla en la película, sino para probar a los jefes de los estudios, buscando comprobar si habían leído ellos o no el texto. Después de haberse visto con todos los grandes: Warner Bros, MGM, FOX, Harvey Weinstein era el único que había hecho algún comentario acerca de esa escena.

59e55de7d8194
Getty Images

Algunos años antes, en 1994, bajo la batuta de este hombre se produjo “Heavenly Creatures“, del director Peter Jackson, con una desconocida como estrella llamada Kate Winslet. El éxito moderado del filme hizo que el director se acercará al productor para hablar de su segundo proyecto, el que quería él fuera la adaptación de “The Lord Of The Rings“. Para aquellos días, se necesitaba una tecnología aún inexistente en la industria cinematográfica para el traspaso del libro a imágenes en movimiento. Frente al impedimento, Weinstein, bastante visionario, sirvió de inversionista de capital y puso diez millones de dólares en una nueva compañía encargada de realizar los efectos especiales, llamada WETA, la que sería esencial tres lustros después para la realización de “Avatar” de James Cameron. Habiendo vendido la compañía que había fundado a Disney, el mayor de los hermanos Weinstein llevó el proyecto a sus jefes, quienes lo rechazaron por completo, tan sólo para verlo años después hecho por New Line Cinema y Warner Bros..

1508455366627

Michael Moore, después de haber recogido un Oscar por su documental “Bowling For Columbine”, se alzaría con una Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes a principios de la década del 2000, con su famoso “Farenheit 9/11“, el que se hizo para Miramax, en esa época a cargo de los hermanos Weinstein. Cuando el filme iba a comenzar su distribución para las salas de cine, de nuevo Disney, a cargo de Michael Eisner, cercano amigo del presidente George W. Bush (retratado con mucha acidez en el largometraje) frenó la comercialización del audiovisual, obligando al director a llevar el mismo a Lions Gate. Una versión ampliada de esta historia ya se contó en estas mismas páginas.

Filmmaker-Michael-Moore-files-for-divorce-from-wife-of-21-years

Pero ninguna historia sobre el legado del hermano mayor de los Weinstein alcanza en magnitud y resonancia su descubrimiento de Quentin Tarantino. A cargo de Miramax, el productor compró los derechos de “True Romance” la segunda parte de “A Open Road“, un guion escrito por el joven cineasta. Luchó, según la leyenda, porque se hiciera el filme bajo la batuta de su autor, pero los ejecutivos a su alrededor prefirieron irse con una apuesta más segura, el gran Tony Scott. Pasado el estreno de “Reservoir Dogs“, Tri Star Pictures (en esa época perteneciente a Columbia Pictures) se interesó por el trabajo del antiguo empleado de una vídeo tienda, por lo que le dio la opción de escribir un guion para ellos buscando adquirirlo y hacer de él un filme. Una vez leído, la compañía se retiró del proyecto y, realizadores atados a él buscaron no a otro sino a Harvey Weinstein para que lo salvara. Sus plegarias fueron escuchadas y gracias a él tenemos hoy “Pulp Fiction“.

118645_quentin-tarantino-harvey-weinstein-pulp-fiction

Este hombre, al que el calificativo de leyenda no le sobrepasa, quien creó y sostuvo una de las mejores épocas de Hollywood alrededor de sus empresas, es el que hoy vemos caer en desgracia por su comportamiento como un depravado sexual. Es una tragedia para el cine, indudablemente; puesto que sin Weinstein hace mucho tal vez que lo único que tendríamos en cartelera serían comerciales de dos horas disfrazados de largometrajes de super héroes.

Desde la década de los años ochenta, cuando las grandes corporaciones comenzaron a adquirir masivamente los principales estudios de cine, con el afán de convertir los audiovisuales en vehículos para sus marcas, dos productores se mantuvieron como los tradicionales jefes de estudio del pasado, haciendo buenas películas basadas en grandes historias y, aún así, haciendo dinero: uno de ellos, Scott Rudin; y el otro, el hoy caído en desgracia Harvey Weinstein.

harvey_weinstein

Y es que no deja de ser una tragedia que el último hombre de cine a cargo de un estudio de Hollywood, la maquina más poderosa de lo que aquí llamamos el negocio del séptimo arte, y quien desde su compañía trajo a la vida piezas inolvidables como “Chicago“, “The English Patient“, “Sin City” y, desde allí mismo, distribuyera otras como “My Left Food“, “Trainspotting“, “The Piano” y “The Queen“, sea a su vez, como lo tituló un famoso diario español, el hijo de puta más grande de la industria.

Miramax y luego The Weinstein Company, fueron los grandes majors de la industria, cada una en su época, que apostaron por grandes autores. En los años noventa, toda la movida independiente que transformó a la meca del cine tuvo su eje gravitacional en la empresa dirigida por este hombre. En los dos mil, la compañía fundada con su hermano ha atestado las carteleras del mundo con producciones que se alejan por completo del Universo Marvel y DC, de los chóferes sobrehumanos y los espías invencibles, todos ejes centrales de las historias más dominante hoy en Hollywood.

harvey-weinstein-accused-sexual-assault

Y he allí el trágico desenlace que parece sobrevenirse. Harvey Weinsten, quien se jactaba de leer entre dos y tres libros a la semana en su juventud, a quien Martin Scorsese llamó genio del marketing y Meryl Streep “dios”, era un hombre con un olfato espectacular para los grandes dramas, aquellos capaces de impactar a las audiencias del mundo y, además, venderlos a la perfección. Ese era su quehacer: si una película no funcionaba, sencillamente buscaba otra buena historia para ejecutarla. Su secreto, en una de sus grandes frases, era tener “el mejor guion posible”.

Su peso en la industria era que obligaba a los estudios a equilibrar sus catálogos: sus películas de superhéroes y carros voladores debían tener como contraparte sus fuertes dramas humanos. Algunos funcionaban, otros no; pero debían seguir haciéndolos. Hoy, se puede esperar que Hollywood se centre en sus filmes más comerciales y vendibles, queriendo decir con esto que serán unos llenos de productos emplazados y acuerdos comerciales. La salida de Disney o abandono de Miramax, tuvo una frase memorable de parte de Weinstein, la que describe a la perfección su relación con los grandes y tradicionales actores del cine: “Tenemos 65 BAFTA, 75 Oscar, USD 2 mil millones en activos y cientos de millones en ganancias. Y, aún así, Michael Eisner no renovará mi contrato.”

harvey_weinstein_company
Cena Pre-Oscar de TWC de 2016 – Standard.co.uk

Con Harvey Weinstein como un paría se acaba una era en Hollywood, eso es indudable. No hay persona que reemplace su espacio hoy. Su talento, seguramente, será extrañado. Pero debe ser así: lo que hizo es imperdonable. Los amantes del cine teníamos en él un verdadero ídolo, un héroe; pero antes que eso somos humanos e, indudablemente, hijos de mujeres. No se puede ignorar lo sucedido y este tipo de comportamiento no debe culminar en una terapia o algo por el estilo, sino en un castigo ejemplar. Bien lo decía una estrella que vio resucitar su carrera gracias a la magia de este hombre, el gran John Travolta: la vida es mucho más que cine. 

 

Anuncios

Un comentario en “Amando A Weinstein, Odiando A Harvey, El Fin De Una Era En Hollywood.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s