De David Lynch, “Mulholland Drive”, Resolviendo El Misterio

David Lynch conquistó y transformó el mundo televisivo al principio de la década de los años noventa con “Twin Peaks“. Queriendo repetir el suceso, para comienzo del nuevo milenio desarrolló el piloto de una serie sobre dos actrices en Los Ángeles luchando por encontrar el éxito en la Meca del cine. El trabajo, que no le gustó a ninguna cadena, parecía condenando al olvido; pero el afamado cineasta, no queriendo abandonar lo realizado, tomó el programa y lo convirtió en una película de terror, cuyo escenario sería la mente de una frustrada actriz.

El filme, que fue mostrado en Cannes para su estreno, enloqueció a medio mundo. Cautivó a unos, indignó a otros; pero realmente a nadie dejó indiferente. Y es que “Mulholland Drive” es una de las experiencias cinematográficas más poderosas y enriquecedoras que cualquier cinéfilo puede llegar a disfrutar. Su excelencia le otorgó ser catalogada como una de las diez mejores producciones de 2001 por la prestigiosa Cahiers du Cinema; lo que irónicamente va de la mano con el hecho de ser una de las realizaciones de cine más incomprendidas jamás llevada a la pantalla grande. La película, protagonizada por Naomi Watts, Laura Elena Harring, Justin Theroux, Melissa George y Ann Miller, es un imperdible del cine.

muldriveinsert
Las diez pistas de Mulholland Dr.

En “Twin Peaks”, Lynch y Mark Frost forzaron a la audiencia a acompañar a un agente especial del F.B.I. durante su misión para descubrir quién era el asesino de Lara Palmer. En “Mulholland Drive”, el director sitúa la historia en un escenario muy similar, tratando de develar el misterio de quién es Camila Rhodes, qué hace en la ciudad, de dónde viene; todo mientras su amiga Betty le sirve de soporte. El problema, es que sólo lo espectadores pueden descifrar lo sucedido, puesto que están inmersos en el sueño de una de esas personas allí presentadas. Pero como en muchos sueños, los papeles se cambian, las personas ejercen otras profesiones y la relación entre ellas está distorsionada.

Tal era el enredo al que se enfrentaba la audiencia, que Lynch lanzó diez pistas para develar el misterio en el que se envolvía su historia. Inamovible en su posición de no explicar nada sobre el filme, dejando esa tarea a los espectadores, creó el director un enorme fracaso comercial; pero sin duda alguna, una obra maestra imperecedera que algún día encontrará su espacio en la historia del séptimo arte. Bien lo decía Naomi Watts en una de las entrevistas para el “Detrás de Cámaras”: “¿Quién quiere ver películas predecibles, en las que uno sabe todo lo que va a pasar?”.

press2

Lo hecho por Lynch fue haber puesto primero la pesadilla del personaje para luego dar paso a seguir la realidad de su vida. El pequeño detalle es que nunca, en ningún momento, se dice que éste ya se ha despertado. Lynch sí lo muestra, lo deja ver mágicamente; pero de manera sutil y delicada, por medios estrictamente visuales. En términos exactos, lo deja allí puesto para descifrarlo. Eso fue una delicia para los cinéfilos que encontraron ese eslabón perdido en la historia y un desastre para aquellos que lo pasaron por encima.

Estando muy cerca de celebrar las dos décadas del estreno, y dejando en claro lo obvio, que este post es exclusivo para aquellos con el visionado del filme ya realizado, la idea es resolver varias de las pistas dejadas por el creador, en una actitud casi que tributo a Dale Cooper, con tal de ir estructurando la historia que realmente sucede en el filme, armándola como si de un rompecabezas se tratase. El objetivo, más bien el deseo, es dejar abierto el debate sobre la múltiples lecturas que esta obra tiene. Eso es lo que Lynch anehlaba, se podría decir.

mulholland-drive-419

Diane Selwyn (Naomi Watts) es una inocente mujer nacida en Depp River, Ontario, Canadá. Después de ganarse un concurso de jitterbug en su ciudad natal, y recibir una pequeña herencia de parte de su tía Ruth, se muda a Los Ángeles, a probar suerte en el siempre difícil mundo de Hollywood, en el que no le va muy bien. Diane sigue intentando y llega al casting de la película “Silvia North Story” lugar donde conoce a Camilla Rhodes (Laura Elena Harding), otra aspirante a estrella de la gran pantalla, que termina obteniendo el papel principal y beneplácito del director Bob Brooker.

Entre las dos actrices comienza una relación amorosa y pasional, la que es paralela al éxito profesional de Camilla, quien se convierte en una celebridad con el ofrecimiento de muchos nuevos papeles en películas donde logra que se contrate a Diane para pequeñas partes. En uno de sus nuevos proyectos conoce al joven director Adam Kesher, con quien se compromete, terminando abruptamente la relación amorosa con Diane. Camilla invita a Diane al anuncio de su casamiento. Le envía una limosina para recogerla y la lleva hasta la casa de Adam en Mulholland Drive. En la reunión conoce a la mamá de éste, Coco, quien es una antipática mujer quien le hace saber que no le agrada. Así mismo y tristemente para Diane, también se da cuenta de que Camilla no sólo la ha cambiado por un hombre, sino que tiene una joven y atractiva amante que la reemplazó.

18698-1280x960

Días después, Camilla visita a su ex amante en su casa con la intención de reconciliarse, pero la situación sólo logra empeorarse. La anfitriona expulsa de su hogar a su invitada y se encierra en una profunda depresión. En medio de un enérgico ataque de celos, Diane decide contratar a un asesino para que liquide a su ex-novia. Se reúne con él en una cafetería denominada Winkies, donde le muestra una “photo resume” de Camilla y le entrega un bolso de cuero negro lleno de billetes como pago para realizar el crimen. Una mesera llamada Betty los atiende, mientras el sicario le advierte que en el momento en que el golpe sea realizado, él le dejara una llave azul en un lugar previamente acordado. Algunos días pasan y finalmente Diane encuentra la llave, lo que empeora su depresión. Esa misma noche Diane se acuesta y tiene un sueño. En medio de ese sueño es que comienza “Mulholland Drive”.

Siguiendo cuidadosamente el desarrollo de la película, lo primero que se nos muestra es un sueño donde un grupo de jóvenes están bailando jitterbug. De repente, vemos una mujer de cabellos rubios que es premiada como la ganadora del concurso de baile, y el acercamiento de sus padres a la celebración. Seguidamente se le da paso a los créditos, pero tal como nos dijo David Lynch, dos importantísimas pistas ya se nos han revelado: Diane (Watts) es una campeona de baile y los dos ancianos a su lado son sus padres. Una cámara subjetiva de alguien que se despertó impetuosamente se mueve por un cuarto mientras escuchamos su profundo y ahogado respirar. La cámara nos deja ver que la persona va a volver a acostarse en la cama, la que está tendida con una colcha rosa y una sabana verde. En ese momento comienza el sueño profundo.

Mulholland Drive (4)

¿Quién no se ha levantado de un sueño en donde confundió y transformó lugares conocidos en algo extraño, y al mismo tiempo confundía a personas conocidas con otras? De manera casi irónica, el director recurrió a la realidad para mostrar un sueño de igual modo a como los seres humanos los tenemos. Eso es lo que pasa en este increíble film, en donde todos los personajes de la vida real de Diane se transforman en otros, ella transformándose en Betty y Camilla en Rita.

Teniendo en cuenta que Diane es la persona que está teniendo el sueño, ella se crea un mundo ideal para sí misma, muy distante del real que tiene que vivir. En su sueño ella es una talentosa aspirante a actriz, recién llegada de Los Ángeles y con las facilidades de vivir en un hermosísimo apartamento, donde conoce accidentalmente a su amada Rita, una mujer indefensa que perdió la memoria en un accidente de auto ocasionado en Mulholland Drive. Diane ayuda a Rita en la búsqueda de su identidad mientras prepara lo que será su primer y exitoso casting.

mulholland_lead

En el sueño de Diane, el director del casting al que ella va es un fracasado Bob Brooker, el mismo director que la vida real no la tuvo en cuenta en “Silvia North Story”, un papel que ella anhelaba demasiado. La señora encargada de entregarle la casa es una atenta mujer adulta llamada Coco, pero que en la vida real es la mamá de Adam (Theroux). A Adam, quien está haciendo el casting de “Silvia North Story” en el sueño, le imponen a una linda joven llamada Camilla Rhodes para el papel principal, interpretada en el sueño por Melissa George, quien es en la vida real la joven y nueva amante de Camilla. Es decir, quien le arrebata el amor en la vida real, es quien en el sueño le quita su posibilidad de lucirse como estrella.

En el sueño, el accidente que tuvo Rita ocurrió en la misma limosina, con los mismos conductores y en el mismo lugar en donde Diane se encontró con Camilla para el anuncio del casamiento. Lo único que Rita trae consigo es un bolso lleno de billetes que contiene una extraña llave azul, tal y como el que Diane le entregó al asesino. El primer lugar donde Rita tiene un recuerdo es en Winkies, y lo hace gracias a la mujer que sirve el café, quien tiene en su etiqueta el nombre Diane. La mesera es la misma que atendió a Diane cuando negociaba con el sicario, pero en ese momento se llamaba Betty, de donde ella sacó su propio nombre para este sueño que Lynch nos está contando.

mulholland

Es fantástico ver cómo muchas de las frases que se dicen en el sueño, son dichas más adelantes por algunos de los personajes cuando Diane se despierta y comienza a recordar su vida. Por ejemplo, cuando Diane manda a asesinar a Camilla, le muestra una foto de ella al delincuente y le dice “This is the girl”. En el sueño, hay una reunión con unos misteriosos ejecutivos donde tratan de imponerle una joven actriz a Adam, y le muestran una “photo resume” de una Camilla Rhodes, quien en esa foto no es otra que Mellisa George. En medio del debate por escoger a la estrella de la película, se repite constantemente la frase “This is the girl”. En la limosina, Rita pronuncia las mismas palabras que Diane dijo dirigiéndose al conductor antes de bajarse del auto para la fiesta de celebración del compromiso: “What are you doing? We don´t stop here”.

Diane y Rita van a un concierto, en la famosa escena del silencio, para ver a una artista sobre el escenario interpretar una canción que expresa a cabalidad la situación de aquella cuyo corazón ha sido destrozado por el abandono. “Llorando, por tu amor”, “Sola y llorando”, “Yo estaba bien”, “He estado llorando por tu amor”, son palabras provenientes del alma desolada de Diane, quien pareciera querer gritarle a Rita lo interpretado por la artista. Uno de los cameos más espectaculares del cine, que conecta y crea un universo Lynch, se presenta en esa escena.

DBFUJdfVoAAAhKh
La genialidad de Lynch, un guiñó a los más fanáticos.

Alguien toca fuertemente en la puerta de Diane y el sueño llega a su fin. Ella se levanta en la misma cama de colcha rosada y sabanas verdes que vimos al principio en la toma subjetiva. Cómo sí no hubiera sido suficientemente novedosa la anterior propuesta narrativa, Lynch de aquí en adelante cuenta la historia de Diane y Camilla en varios flashbacks no-lineales. Después de haberla visto varias veces, es que se pude deducir lo que se contaba al principio del artículo. Es sorprendente ver que el tiempo real en el que transcurre la película es un sólo día, dividido entre el sueño de Diane cuando duerme y el recuerdo de su pasado cuando se despierta.

Tan difícil como entender la película es tratar de escribir sobre ella en un artículo, porque son muchas las referencias que podemos encontrar de esta forma y las que nos invitan a mirarla más de una vez. Cada visionado descubre nuevos elementos que complementan cualquier hipótesis que sobre ella tengamos. Seguro son muchas más las cosas por descubrir que las acá presentadas. Y es por todo esto que se puede declarar a “Mulholland Drive” una obra de arte en todo el sentido de la palabra: es un filme que invita a pensar, a seguir a los personajes, a deducir, a especular y a analizar todos los datos una vez ha culminado. Es esa, por supuesto, la invitación a los lectores.

mulhollanddrive4kposter-1024x768

Anuncios

2 comentarios en “De David Lynch, “Mulholland Drive”, Resolviendo El Misterio

  1. Todo bien con David en cuanto a peliculas. pero no haz hecho conocer en esta nota la barbarie que hizo con un concierto de duran duran llamado Unstage ( dvd blu ray) la verdad es real porqueria de direccióm , editando imagenes concierto de los chicos de Duran Duran sobre escenas mezcladas con utencilios de cocinas, pic nics etc una TRAGEDIA TOTAL !!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s