“The Departed”, La Cúspide De Scorsese.

Una vez mencionadas las nominaciones al Oscar para el año 2007, un aluvión de escritos pronosticaron el premio a Mejor Director para Martin Scorsese, como resultado de su trabajo como creador en el filme “The Departed”. Sin embargo, una vez obtuvo la dorada estatuilla, como setas que crecen después de la lluvia aparecieron escritos y comentarios acusando que el premio dado había sido más por su carrera y no por la obra en competición, puesto que este no era un trabajo que estuviera a la altura de sus antiguas entregas. La gente puede llegar a ser quisquillosa.

leonardo-dicaprio-the-departed-wallpaper-132231366x76813223

Y quisquillosos somos nosotros, al declarar lo siguiente, aún sabiendo del riesgo tomado frente a los más conocedores del séptimo arte: “The Departed” es la obra maestra de Martin Scorsese. Después de un largo repaso al cuerpo de su trabajo, incluyendo largometrajes, documentales y comerciales, es difícil encontrar un trabajo tan completo, ambicioso y con una intención tan marcada de subyugar la narración del metraje a su inmenso talento y conocimiento del cine, como lo hay de sobre en está película.

Son muchos los factores que la hicieron el éxito de crítica y taquilla que fue, logrando convertirse en una de las mejores películas de una década que se ha caracterizado por entregar productos muy regulares de manera constante. Las actuaciones de todos los involucrados son de las mejores de sus carreras: el papel de Di Caprio nunca se vio disminuido por compartir con el emblemático Jack Nicholson; Mark Walhberg sorprendió a propios y extraños con su interpretación; Alec Baldwin demostró unas capacidades y naturalidad que ha sabido mantener desde ese día (graduado de la escuela Scorsese) y Matt Damon se mostró con una energía verdaderamente contagiosa.

-

La música de está película es una marca registrada de la casa Scorsese. La Academia tendría que inventar una categoría como “Mejor Canción No Escrita Directamente Para Un Film” para darle el reconocimiento merecido al uso de “I´m Shipping Up To Boston” de Dropkick Murphys durante las partes que se usó. Se siente y vibra Boston en la pantalla, cada vez que entra el tema escogido. Y, por supuesto, no podía faltar en un largometraje con este hombre como artista al mando la melódica introducción de“Gimme Shelter” de sus majestades satánicas. “Let It Loose”, también de Rolling Stones y “Comfortably Numb” en la versión de Roger Waters son un recordatorio a un pasada maravilloso donde la música era hecha por artistas y no productores.

Además de un impactante uso de la música, si hay algo por lo que Scorsese es reconocido, siendo inmensamente tratado de igualar pero nunca ni cercanamente alcanzado, es por los movimientos de cámara tan ágiles que sus películas tienen. Gracias a su vieja y fructuosa colaboración con Michael Ballhaus, en ese aspecto entre ambos superaron todo lo que habían logrado en épocas lejanas, pudiendo encontrarle un fiel competidor a ese hermoso plano secuencia que no puede ser más que un gran momento de inspiración que el dios del cine les regaló mientras filmaban la escena del Copacabana en “Goodfellas“.

No obstante que todo lo acá escrito se sabía con anterioridad a que cualquiera leyera este post, creo que hay algo de la película que no ha recibido la atención y reconocimiento necesario. Para todos no es un secreto que el gran as bajo la manga del pequeño director es su relación de antaño con Thelma Schoonmaker en el departamento de edición. Entre ambos forman un equipo formidable, con un descomunal conocimiento del séptimo arte, el que ponen al servicio de sus cintas en cada ocasión. Una pasión desenfrenada hecha cine. Por algo su colaboración viene desde el documental “Woodstock“.

Pero, con total honestidad y sinceridad, debo admitir lo poco preparado que estaba para el trabajo ejecutado por ambos en esta película: una exploción de técnica y arte demasiado poderosa. Creo que los 15 primeros minutos es una de las mejores ediciones que pueden haberse visto en película alguna en toda la historia del cine. Y como sustentación para explicar más a profundidad lo anterior, vale detenerse un momento en el guión que escribió William Monahan.

2006_the_departed_018

La historia está basada en la exitosa película de Hong Kong “Infernal Affairs“. Sin embargo en el remake hollywoodense, hay varias cosas que se modificaron para lograr un mejor entendimiento de lo sucedido, así como para adaptarle al tan característico mundo de su director. En ese sentido, el principio de la película es verdaderamente especial.

En aproximadamente 15 minutos, lo que Scorsese y Schoonmaker lograron explicarnos es casi el material de toda una saga, y lo hicieron por medios exclusivamente visuales, sin necesidad de narrar o contar nada… tan sólo mostrándonos lo sucedido para que nosotros lo comprendiéramos. En ese tiempo el montaje paralelo entre los dos protagonistas es fantástico, y el manejo de tiempo fue, aunque muy ambicioso, necesario y sumamente explicativo para entender una compleja drama como la establecida en el filme.

-

En ese lapso se logra juntar dos vidas, en tiempo pasado y presente, estableciendo toda la complejidad de la historia a tratar: se nos muestra la vida de los dos policías, sus ambiciones y su pasado, logrando establecer al mismo tiempo casi todos los personajes secundarios alrededor de ellos. Me pareció verdaderamente impresionante la manera que entre una historia se saltaban, pero con la intención de ir mostrando en paralelo las cosas que le sucedían al uno y al otro. Es decir, no eran saltos desordenados sino sumamente cuidados y estudiados desde la historia.

Especial atención tiene el momento de la entrevista a Costigan, puesto que el manejo del tiempo acá es bastante atrevido y ambicioso, pero que fue la herramienta necesaria para poder contar la historia. El montaje paralelo en esta parte lleva al extremo las base teóricas y conceptuales del mismo, puesto que se establece que Colin y Costigan se encuentran en la oficina de Queenan (Martin Sheen) y Dignman (Mark Wahlberg), el primero saliendo de la entrevista y el segundo entrando.

the-departed

Mientras Costigan está en la entrevista, lo que deberíamos ver de Colin es lo que pasa en ese mismo momento de la entrevista, sin embargo lo que vemos es que está comprando su nueva casa, acentuándose en su alto puesto ejecutivo y haciendo varias actividades que estaban pasando pero un poco después, un clásico flashfowards; mientras que Costigan se quedó en el presente, y recordando su pasado por medio de algunos flashbacks. Exactamente no se cómo logró que funcionara eso, pero lo lograron, y creo que debería tratarse como un nuevo aporte a la teoría cinematográfica.

A pesar de que mi admiración está muy concentrada en esa parte de la película, no con eso quiero decir que el nivel del resto de la misma comience a bajar. “The Departed” tiene una inmensa calidad de elementos cinematográficos que conforman un todo muy singular. Por ejemplo, la escena en que Costigan persigue a Colin a la salida del cine para adultos, se notan referencias claras al film noir, al cine de terror y de suspenso (callejones oscuros y poco iluminados, la sombra en medio de una nube de humo insertada en un plano holandés, el estiramiento del tiempo).

MCDDEPA EC088

Igualmente, la escena de acción final, el tiroteo, se desarrolló con movimientos de cámara muy apresurados pero que de repente se congelaban en un cuadro mientras el sonido seguía, dándole a todo el momento un ritmo acelerado pero muy interesante gracias al uso de este mecanismo, el que fue muy llamativo e interesante.

Por todo lo anterior, y algunas cosas que seguramente se me escapan en este momento, me parece que esta es la obra maestra de Martin Scorsese. Entre muchas cosas, este es el tipo de cine que muchos de sus seguidores nos encanta que haga, sin menospreciar sus incursiones en otros temas y géneros cinematográficos.

En ese sentido, creo que esta película es el resultado de un director que habiendo tratado varias veces el mundo de la mafia, y que dada la gran cantidad de trabajo adquirido, se logra superar a si mismo una vez más, consiguiendo evolucionar en este film frente a los anteriores, haciendo su mejor trabajo, apoyado en su talento pero también en su mayor experiencia.

Jack_Nicholson_in_The_Departed_Wallpaper_4_1280

Anuncios

2 comentarios en ““The Departed”, La Cúspide De Scorsese.

Deja un comentario