“Boss Baby”, Una Tierna Propaganda Hollywoodense

Desde principios de las década de los noventa, y con la saga de éxitos de Disney de aquellos años (“The Little Mermaid“, “The Beauty And The Beast” y “Aladdin“), la animación encontró en un equilibrio, el de hacer películas para niños que los padres pudieran disfrutar, una máxima que les permitió rentabilizar la tecnología hasta el punto de convertirla hoy en un género por sí mismo.

El último gran ejemplo de esto es “Boss Baby“, la reciente producción de Dreamworks, dirigida por uno de sus tradicionales realizadores, el poco conocido Tom McGrath. La animación trata con mucha inteligencia uno de los temas más comunes en las familias tradicionales: la llegada de un segundo hijo al hogar y el impacto que contrae ésto en el primogénito.

boss-baby-film-header-desktop-intheaters-front-main-stage
El Trailer De La Película Lo Estrenaron “El Día Del Jefe” En Los Estados Unidos.

El duopolio establecido en el mundo de la animación entre Pixar y Dreamworks es imposible de no notar. En esa batalla comercial, la compañía del fallecido Steve Jobs ha hecho apuestas más artísticas como centro de su desarrollo; mientras que la de Steven Spielberg ha buscado siempre productos más vendibles entre las audiencias. “Boss Baby” sigue la línea comercial que ha dominado la compañía del “pescador en la luna”, logrando su cometido a cabalidad: un entretenido momento, que hace del disfrute de grandes y chicos una constante durante todo su metraje. De ahí que la primera se enfoque más en contratar grandes escritores y directores, mientras que la segunda ponga todo su empeño en conseguir famosos actores para poner las voces de sus personajes y, sobre todo, en sus carteles.

Boss Baby” no es la excepción. Su elenco lo conforma una inmensa lista de conocidos nombres: Alec Baldwin, Miles Christopher Bakshi, Steve Buscemi, Jimmy Kimmel, Lisa Kudrow y Tobey Maguire. No obstante, un nombre sobresale en el apartado de la técnico, como encargado de la animación: el del paraguayo domiciliado en los Estados Unidos Guillermo Careaga, cuyo trabajo se ha podido disfrutar en otras producciones del estudio: “Kung Fu Panda“, “Megamind” y “Madagascar 3“. Él, también referencia a las películas del ratón Mickey como una gran influencia en su trabajo. Según cita un diario de su país de origen, a Careaga “le atraía la ilusión de que los personajes de conocidas películas de Disney cobraban vida de una manera completamente creíble. Eran seres pensantes, vivos, con una voz propia y una construcción inigualable”.

dreamworks-animation-characters
Uno De Paraguay Entrando Duro En Hollywood.

La estrategia comercial es fácilmente comprensible: los padres son quienes llevan a sus hijos a las salas de cine, por lo tanto, los estudios se han esforzado en crear filmes que permitan que ese rato por parte de quienes pagan la boleta sea uno también de su agrado. En sí, el último trabajo de Dreamworks es una historia ridícula para un adulto, pero capaz de posicionar a un pequeño frente al drama a desarrollar durante el metraje. Una vez la historia arranca, las situaciones, gags y chistes están hechos para ambos grupos.

De rememorar la escena en el aeropuerto con los imitadores de Elvis Presley, una secuencia que los pequeños gozan por la travesía de ambos personajes principales y la llamativa presencia de los seguidores del cantante; pero que los adultos gozan por los chistes de cada momento. También, un regalo para los mayores y más amantes del cine es el  “cookies are for closers”, frase dicha por el protagonista del filme y que hace referencia a aquella que usaría constantemente Alec Baldwin (quien hace la voz en ingles del bebé jefe) en el papel del personaje del líder regional de ventas Blake en el filme “Glengarry Glen Ross“, quien a sus escuchas les repetía constantemente “coffe is for closers”.

15541211_1857501404479360_4453949680021944553_n-820x312

Pero viendo la película, sin duda alguna, el tufillo de propaganda que siempre ha impregnado a Hollywood hace acá su aparición. Según Ignacio Ramonet, director de Le Monde Diplomatique en Español y experto en medios de comunicación, “la meca del cine” es una “golosina visual” que se vende al mejor postor. Y, en ese sentido, es válido recordar lo que la cineasta española Paula Ortiz, educada en Estados Unidos, decía durante su aparición en “Fort Apache“, el programa televisivo dirigido por el afamado político español Pablo Iglesias: las producciones audiovisuales en la potencia del norte, responden a los intereses de los grandes lobbies de ese país.

Pues bueno, “Boss Baby” no parece estar ajena a la coyuntura mundial. The Washington Post publicaba hace poco el dramáticamente bajo crecimiento poblacional de su país sede; la BBC anunciaba unos años atrás que Japón había perdido un millón de habitantes en cinco años y; desde España, eldiario.es nos dejaba saber que por quinto año consecutivo la natalidad caía hasta llegar a niveles inferiores a la mortandad en España. Esa tendencia es un desastre para la especia humana, por supuesto; pero de forma inmediata lo es para el capitalismo, quien para existir, necesita de nuevos consumidores cada año.

boss-baby
La Guerra A Los Perritos

Es en ese contexto que se enmarca esta película, una clara propaganda a la procreación, una iniciativa a la formación de traer más bebés al mundo y perpetuar el sistema como lo conocemos. Pero eso es lo que hace Hollywood, y lo hace mejor que nadie: vender un producto sin dejar saber que el espectador está comprando algo. Sentado en la silla de la sala de cine, la película se deja ver por la calidad y originalidad de la animación. Los personajes son exagerados y la imaginación vívida del hermano mayor nos lleva por pasajes imposibles de pronosticar. Hará historia la escena en la “cárcel” que debe sufrir Tim al momento de ser castigado por sus padres.

“Boss Baby” es una película hilarante, con una historia para los pequeños que se deja disfrutar por los grandes que deben llevarlos al cine. Los niños se ríen con las maromas de los personajes, mientras los más grandes con los chistes por ellos hechos. Pero no puede perderse por un momento que es Hollywood quien produce la pieza audiovisual y un mensaje escondido detrás hay. Está allí para quién quiera verlo.

Boss Baby
Nadie Vende Como “Boss Baby”.

Tal vez la misión del personaje no sea salvar los bebés en la historia, sino en la vida misma. Lo que sí hace a la perfección, es darnos un rato agradable a todos quienes la hemos visto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s