A Un Cuarto De Siglo De “Reservoir Dogs”, La Segunda Gran Opera Prima Del Cine.

En 1992 se estrenó en el Festival de Cine de Sundance, una cruda, dura y muy violenta película, la que dejó una fuerte marca en todas las personas que tuvieron la oportunidad de verla. La opera prima de Quentin Tarantino habría de marcar la manera como el cine y la violencia se iban a encontrar, durante toda la década de los años noventas. De hecho, se decía que antes de Dogs en las películas de Sundance los personajes de ellas se morían, pero de viejos. Nunca más.

De la misma manera que le sucedió a Sergio Leone, Sam Peckinpah o a Brian de Palma, la dura violencia que plasmaron en sus películas les hicieron ganar muchos contradictores, pero con el tiempo fueron dejando su marca en el cine mundial. Con Tarantino y “Reservoir Dogs” lo mismo pasó en el Sundance (las críticas) y lo mismo en la historia (los seguidores).

Harvey-Keitel-Tim-Roth-Quentin-Tarantino-Steve-Buscemi-Edward-Bunker-Lawrence-Tierney-Michael-Madsen-and-Chris-Penn-on-the-set-of-Reservoir-Dogs
La Escena Del Café En “Reservoir Dogs”.

Reservoir Dogs” es la trama sobre un grupo de asaltantes que deben robar una joyería, encontrarse en un lugar, darle la mercancía a su jefe, recibir la paga y desaparecer. Sin embargo, tal y como alguna vez lo mencionó el propio director/escritor del film: todo lo que pudiera llegar a salir mal en el robo, salió mal. Escrita de una forma no-lineal, uno de los mayores aciertos del film es el hecho de no mostrar el robo en una película centrada en un asalto. De esa manera, como espectadores vamos imaginando cómo se desarrolló el mismo, gracias a las hechos que sus participantes van contando, mientras tratan de descifrar qué fue lo que salió mal.

En este guión en particular, Tarantino trabajó sus escenas y secuencias como partes de capítulos de novelas literarias, centrándose cada una de ellas en un personaje en especial, en el que se explica su vida y su pasado. El nudo central de la película son los hechos que suceden después del robo, las discusiones y disertaciones entre cada uno de los involucrados; pero al tiempo que eso se va desarrollando, Tarantino hace una pausa y va mostrando en capítulos la vida e importancia de cada uno de los personajes de la historia. Ver “Reservoir Dogs” es casi como leer una novela en imágenes.

QuentinTarantinoandRonnaWallace_92SFF_bySandriaMiller_a_l
Quentin Tarantino Negociando En Sundance “Reservoir Dogs”.

Desde esta primera obra, Tarantino demostró su inmenso talento a la hora de escribir grandes diálogos, pero al mismo tiempo, de escoger las personas que mejor los reciten. Al tiempo que se estrenaba su primer filme, “True Romance” hacía su aparición y algún tiempo después lo hizo “Natural Born Killers”, ambos guiones escritos por el director pero que no tienen la fuerza en los diálogos que tienen sus películas, demostrando con esto que tanto en el casting como en las letras radica el talento del joven cineasta.

Igualmente, el alto contenido de cultura pop que poseía la película era la génesis de algo que iba a ser muy característico en la filmografía de Quentin. Las referencias a las series de televisión, a otras películas, a las canciones de la década de los años setentas, a los comics y a la comida chatarra, son de una originalidad tal, que muchos lo han llegado a considerar el tratamiento de estos temas una absoluta genialidad.

La película está protagonizada por Harvey Keitel, Michael Madsen, Steve Buscemi, Lawrence Tierney, Tim Roth, Chris Penn y Quentin Tarantino, cada uno interpretando a un criminal, que tienen por sobrenombre varios colores, con tal de proteger la identidad de cada uno de ellos en caso de ser atrapados por la policía. La estrategia criminal usada en el film tiene un antecedente muy marcado en “The Taking of Pelham One Two Three” del director Joshep Sargent, donde los criminales también son llamados por colores.

Imacon Color Scanner
Screenshots de “Reservoir Dogs”.

Y es que desde “Reservoir Dogs“, y especialmente en “Pulp Fiction” y las dos entregas de “Kill Bill“, el cine de Tarantino es uno lleno de referencias y homenajes a clásicos del séptimo arte. Sin embargo, es en su opera prima donde se presentó una inmensa controversia después del cortometraje “Who You Think You’Re Fooling?”, en el que se mostraba las tremendas coincidencias de la película con una producción de Hong Kong de 1987 llamada “City Of Fire”, del director Ringo Lam, llegando a acusar a “Dogs” como un plagio.

La verdad es que las coincidencias entre las dos películas son muchas, y que sin duda alguna la historia de “Dogs” está inspirada y en algunos casos, totalmente copiada del film de Lam. Es de resaltar, en este apartado, el que “Reservoir Dogs” se planeó como una película pequeña, para un público pequeño, que no tenía por qué llegar a lograr el estatus de obra de arte en el séptimo arte que tiene hoy. Personalmente no considero que la película sea un plagio, pero sin duda alguna que las similitudes entre ambas dan para justificar la controversia. A pesar de esto, la obra es uno de los clásicos cinematográficos más importantes de todos los tiempos, y una inmensa producción para el cine independiente, cuyo éxito le demostró a todo el mundo que mucho cine que se hacía paralelo a Hollywood era muy bueno y muy interesante.

7c6247d86a7ee448cbea793ae6ca45da
Dirigiendo a “Mr. White”.

El filme tiene el encanto de aquellas que hacen mucho con muy poco. Teniendo en mente que iba a ser su primera producción con 30.000 dólares, en blanco y negro y en 16 mm., el guión que escribió Quentin era uno que se centraba en los diálogos y las actuaciones como los únicos elementos disponibles para atraer al público. No obstante eso, lo que más quedó en la memoria de todos los cinéfilos de aquella época fue el fuerte contenido de violencia que la misma contraía. Especial atención tiene la escena en la que se tortura a un policía y luego se le corta el oído. A pesar de que todo lo que sucede en esa parte de la película verdaderamente pasa en la mente del espectador, dado que toda la tortura acontece en el fuera de campo, la antelación del momento es tal, que a muchas personas las afectó de manera profunda.

Como hecho anecdótico, vale decir que personalidades del cine de horror como Wes Craven y Rick Baker, no soportaron la fuerte imagen del momento, a pesar de ser los creadores de varias escenas clásicas de los famosos y tan criticados “slasher films”. Pero tal y como el especialista de efectos especiales le confesó al joven creador alguna vez, salirse de la sala en ese momento no es más que una forma de rendir tributo a su película, puesto que el realismo de la misma lo hace insoportable.

le-iene-set
Dirigiendo A “Mr. Orange”.

Y es que la violencia en las películas de Quentin Tarantino no son un elemento más de la historia, sino es como un manto en que se envuelven todos los acontecimientos que suceden al interior de la misma, generando una inmensa tensión en cada acto, cada palabra, cada gesto o movimiento de sus personajes. En el Festival de Sundance de 1992, cuando se estrenó “Reservoir Dogs“, a Tarantino y a Robert Rodriguez se les invitó a ser parte de una conferencia en la que se iba a hablar de la violencia en el cine en los noventas. A pesar de ser la opera prima de ambos, era evidente que el manejo que de ésta se hacía en las dos películas, les daba la suficiente categoría para ser considerados dos maestros en ese tema, a pesar de ser su condición de novatos y de ser principios de la década.

Desde ese día, Quentin Tarantino se convirtió en el “enfant terrible” de Hollywood y en un genio inolvidable para el cine mundial,  uno cuyo opera prima es sólo superada, según todos los sondeos y listas de críticos, por la de George Orson Welles, “Citizen Kane“.

5010088_79687a33ec0a3679e81fad0cf7adad7b_x
25 Años Después, Quentin Tarantino Junto A Harvey Kaitel y Tim Roth
Anuncios

11 comentarios en “A Un Cuarto De Siglo De “Reservoir Dogs”, La Segunda Gran Opera Prima Del Cine.

Deja un comentario