El Amor En El Cine, La Vida Como Debería Ser.

En algún lado se escribió que el cine no trata sobre lo que el mundo es, sino sobre lo que el mundo debería ser. La afirmación, aunque cierta, parece muy incompleta y errada. Pero con respecto a las películas de amor de la gran pantalla, ésta se aplica completamente. El amor es el sentimiento más poderoso que un ser humano pueda sentir, el que más afecta y el único verdaderamente capaz de transformar a los humanos en unos mejores seres. La falla es que muchas veces en la vida real no tiene toda la belleza necesaria alrededor de él.

No es difícil ser un fanático eterno de las historias de amor en el cine. Desde las tontas películas románticas hasta los más poderosos clásicos del cine mundial, la marca que puede dejar estas historias en una persona son tan profundas e importantes que, sin duda alguna, aquellos reconocidos como amantes y seguidores de este tipo de filmes son seres diferentes de los demás. No mejores o peores, pero sí diferentes.

Image: FILE PHOTO: 70 Years Since The Casablanca World Premiere Casablanca
Siempre Tendremos “Casablanca”

Walter Murch decía que la manera como se corta y edita una película no tiene la más mínima lógica con lo que respecta a lo que día a día se vive. De hecho, dice el maestro, la manera como una película termina editada parece acercarse más a la manera en la que se ven y sienten los sueños cuando se duerme, que a la manera como los hombres y mujeres perciben el mundo cuando están espiertos. Teniendo en cuenta que cuando se siente un verdadero enamoramiento es más el tiempo gastado pensando y soñando, tanto despiertos como dormidos, la relación fantástica entre el amor de los humanos y el que vemos en la pantalla se hace más fascinante.

No obstante, lo que verdaderamente es mágico en las historias de amor en el cine son las actuaciones heróicas de los personajes frente a la mujer amada. No me refiero a un caballero que tenga que derrotar a un ejército para llegar a la torre del castillo y liberar a su princesa, me refiero a los inmensos actos perpetrados para poder conquistar y conservar a la persona que da todas las razones para vivir.

petty-woman
“Pretty Woman” 50 Sombres De Gere.

En una relación, en cualquier relación de verdadero amor, son los pequeños pero profundos detalles los que siempre sobresalen y quedan en la memoria de la persona que los recibió. Son también ellos, los más difíciles. Ya sea Richard Gere subiendo unas escaleras a las que le tiene pánico para entregarle unas flores a Julia Roberts en “Pretty Woman“, o la eterna despedida entre Humprey Bogart e Ingrid Bergman en “Casablanca”, apartándose él del futuro de ella, el cine ha servido para inspirar y propagar el más hermoso sentimiento que hay sobre la faz de la tierra.

Porque es que hay cosas que como seres sociales, los humanos, se sienten absolutamente incapacitados de hacer, pero que en el cine se les permite y, además, se les hace resaltar con toda la gallardía habida alrededor de ellas, siendo siempre el que algunos personajes sean capaces de superar sus miedos y limitaciones, con tal de acercarse al amor de su vida, las más atractivas. Una de las escenas más hermosas en el cine es el primer beso de Emile Hirsch y Elisha Cuthbert en “The Girl Next Door“. El poder de esa escena radica en que es evidente que el personaje interpretado por Hirsch se siente sumamente atraído por el de Cuthbert, pero se siente tan nervioso de acercarse a ella, que la verdad es que es un hecho totalmente heróico el enfrentarse a su inmenso miedo y acercarse y darle un beso a la mujer que tanto ama.

maxresdefault
“The Girl Next Door” Y El Beso De Un Héroe

El cine puede, y siguiendo la linea argumentativa acá expuesta, debe superar a la vida real. En la cotidianidad juzgamos más los actos según la persona que los hace que por el valor de los mismos. En el séptimo arte la situación no es tan patética, y por lo tanto más romántica y hermosa. La eterna dicotomía entre el frío dinero del rico y los calurosos actos del pobre sólo le da posibilidades de triunfo al segundo en la pantalla grande. Únicamente en ese espacio irreal es posible ver que Shirley Maclaine prefiera los hermosos detalles de Jack Lemmon sobre las inmensas posibilidades financieras que le presta Fred McCmurray, tal y como se ve en el hermoso film de Billy WilderThe Apartment“.

Tal vez es por todo esto que cuando estamos verdaderamente enamorados nos sentimos como en el cine, y que cuando el amor acaba con nosotros quisiéramos estar en él. De la misma manera en la que el amor es el sentimiento más hermoso que podemos tener, el perderlo es de las experiencias más aterradoras que podamos vivir. La soledad, el miedo y las ganas de volver con el ser amado son de las situaciones más dramáticas que un ser humano puede llegar a tener.

t-the-apartment
“The Apartment” De Billy Wilder

Tal vez es por esto que los reencuentros o las reconciliaciones son de los elementos vitales para hacer un buen filme de amor. Tal y como dice Bon Jovi, cuando en la vida real nuestra amada pareja nos abandona, lo que esperamos es “que sea como en la T.V., que cuando suene la orquesta ella vuelva”. En el cine las escenas de reconciliación se cuentan por millones, y cada una de ellas tiene una inmensa fuerza interior que logra conmovernos cada vez que la vemos. El momento en que Jimmy Fallon ve correr a Drew Barrymore por todo la cancha de béisbol para acerarse a él y decirle que quiere darle un segundo chance a la relación, es algo con lo que todos los que han tenido una ruptura amorosa sueñan les suceda.

Es evidente que no se espera que algo tan magnífico suceda, ¿pero acaso no pasa qué cuando se extraña a la persona soñada cada timbre en el teléfono se espera sea ella, o que cada vez que alguien llama a la puerta la persona que esté al otro lado no sea otra? Ese mismo sentimiento se transporta al cine, solo que sería muy aburrido hacerlo en circunstancias tan normales como las que en la vida real nos toca vivir. Por todo eso es que se puede suistentar, casi que que sin duda alguna, que en las relaciones amorosas si se respeta la frase que dice que la vida debería ser como en el cine.

Anuncios

2 comentarios en “El Amor En El Cine, La Vida Como Debería Ser.

Deja un comentario