“Apocalypse Now”, Un Mensaje Claro Y Fuerte

Dos hechos definen “Apocalypse Now” de una manera muy certera. El primero sucedió antes de empezar a filmar, cuando Francis Ford Coppola le pidió a su antiguo productor y mentor, Roger Corman, consejos para producir en Filipinas; a lo que muy acuradamente el gurú de las películas serie b le respondió: “No vayas”. El otro se vivió en el Festival de Cine de Cannes, cuando Coppola, de manera muy elocuente, les dijo a los periodistas quienes lo entrevistaban: “Mi película no es sobre Vietnam. Mi película es Vietnam. Un grupo de jóvenes, en la selva, con mucho dinero, que gastaron de más y se volvieron locos”.

Apocalypse Now (1979)
Apocalypse Now (1979)

A casi cuatro décadas de su lanzamiento, el filme del director de “The Godfather” se ha convertido en uno de los clásicos del cine más antibelicistas, haciendo de esta obra una en la que no se ve una una película, sino en la que se sufre con un viaje a lo más profundo de lo peor que un ser humano haya hecho jamás: una guerra. La historia, podemos decir, nada o poco importa; porque la realidad es que Apocalipsis es más un sentimiento, una reflexión, un discurso y una crítica a todos los referentes que hagan considerarnos como seres civilizados. Es mostrar la crueldad, locura, sevicia y lo injustificable que un conflicto armado es; pero desde la óptica de un artista, que tiene la elegancia necesaria para plasmar un universo sumamente cruel y desalmado, sin necesidad de recurrir a gráficos y baratos trucajes.

De los elementos más llamativos del proyecto fue su producción, convertida en una verdadera batalla para terminarla. Una guerra entre un grupo de hombres que querían hacer una película en un lugar del mundo que parecía que quería que no la hicieran. Los problemas con los actores fueron conocidos: en la primera escena Martin Sheen se encontraba verdaderamente borracho y sufrió un accidente,y meses después le dio un ataque cardíaco por lo extenuante de la situación que se vivía allá; Marlon Brando llegó gordo y sin ni siquiera aprenderse su personaje…

Marlon Brando y el cineasta.
Marlon Brando: “The Horror”

Al mismo tiempo, los problemas con los productores eran igual de molestos, dado que ellos veían que su inversión se esfumaba en la selva, al notar un proceso de filmación totalmente descontrolado y, al parecer, a punto del fracaso. Consecuencia de todo esto, no es de extrañar que Coppola haya perdido la impresionante cantidad de 50 kilos mientras filmaban, los que evidentemente no tuvo problema en recuperar en algunos años.

Francis Ford Coppola demostró ser un cineasta increíblemente talentoso, un hombre más allá de lo racional, al poder tomar ese caos que alrededor suyo se desarrollaba y plasmarlo en la pantalla. La película es confusa, complicada, desordenada, parece que no va para ningún lado; pero uno se siente inmerso en algo que está controlado por alguien brillante que sabe lo que hace y que tiene la intención de que nos sentamos un poco perdidos en ese momento. El filme no está hecho para que veamos cómo es la guerra; sino para que la sintamos.

Martin Sheen
Martin Sheen Capitán Willard

Para lograrlo, el cineasta contó con dos genios entre sus colaboradores, un inspirado Vittorio Storaro en la cinematografía, y el insigne Walter Murch. De Murch todo se ha dicho y escrito; y él ha dicho y escrito de todo en sus brillantes estudios sobre la edición y el diseño de sonido cinematográfico, en varios textos que lo establecieron, para gusto personal de este blog, como el mejor editor de todos los tiempos. La película tuvo una inmensa cantidad de metraje para ser tratado, y fue la primera en usar un sistema de Dolby Surraound de 70mm de seis canales, requiriendo más de 3 años sólo en la etapa de post-producción.

Así mismo, según el mismo Murch, uno de los elementos más interesantes que ha dicho y descubierto sobre el desarrollo sonoro lo encontró aquí. Teniendo en cuenta que cada uno de los hemisferios del cerebro procesan distintos tipos de información, un editor de sonido debe tener la capacidad y el conocimiento de qué tipos de sonidos son procesados, para de esa manera hacer una pista que emita tracks que sean analizados de manera equilibrada por cada uno. En caso contrario, podría convertir el diseño de sonido en un barullo indescifrable para el cerebro humano. La importancia de lo anterior es inmensa en el desarrollo de bandas de sonido multicanales, puesto que permitió aprovechar toda la potencialidad de una mayor cantidad de bafles, emitiendo cada uno un sonido de manera acorde y armónica para cualquiera.

Fotograma de
Fotograma de “Apocalypse Now”

La película fue al mismo tiempo un proyecto muy allegado al director, quien debió colocar mucho dinero de su propio bolsillo para finalizar la misma, para después incluso haber contemplado la posibilidad del suicidio, dada el interminable proyecto en el que se había embarcado. Frente a lo anterior, los amantes del cine sólo podemos agradecer el que Coppola ni se haya quebrado o matado, puesto que dejó para la posteridad una de las películas más inmensas de toda la historia del cine.

En cierto sentido, creo que “Apocalypse Now” es un mensaje fuerte y claro para el mundo, que deberíamos escuchar hoy en más que nunca antes, y es uno que dice “No Más Guerra”. Y es que ésta sólo la desea aquel que no la ha sufrido y quien no la libra. En un mundo dominado por gobiernos derechistas ultra ortodoxos, con fuertes intereses económicos en los conflictos bélicos, pareciera que no quedara más que el arte para contrarrestar la inmensa cantidad de patrañas que por medio de unos medios de comunicación parcializados, nos dicen los hombres que conservan el poder detrás del trono.

Charlie Don't Surf: Coronel William
Charlie Don’t Surf: Coronel William  Kilgore

Ver Apocalipse  es impactarse con una de las experiencias cinematográficas más poderosas de la vida. Es una película que marca para siempre, que cambia la manera de ver el mundo y la política, que hace perder la inocencia y, en un sentido mucho más amplío, capaz de convertir a cualquiera en un pacifista. Es muy fuerte el mensaje que hay detrás del film, convirtiéndola en una de las producciones más influyente que haya visto dejado el séptimo arte, con un alcance en la sociedad que debería ser mucho más inmenso que el que tiene.

No obstante, el hombre ha demostrado una y otra vez una inmensa capacidad para corromper las cosas. En la película de Sam Mendes,Jarehead”,  hay un momento en donde los soldados proyectan una escena de Apocalypse, la que es considerada por muchos como la mejor escena de acción jamas filmada. La “Cabalgata de las Valkirias“, una majestuosidad cinematográfica diseñada para exhibir el horror de un ataque aéreo a una villa de civiles, era mostrada a los soldados como mecanismo de impulso y motivación para sus tropas, por lo que es fácil desencantarse con esto por el mundo en el que vivimos, uno al parecer en donde la maldad del ser humano es celebrada con el poder.

Click en la imagen para el trailer
Anuncios

12 comentarios en ““Apocalypse Now”, Un Mensaje Claro Y Fuerte

Deja un comentario