“Interview with the Vampire: The Vampire Chronicles”, Descifrando El Ser Humano.

Interview with the Vampire” es el primer libro de la serie Crónicas Vampíricas de la autora estadounidense Anne Rice, del que se trató de hacer una adaptación al cine por más de diez años, hasta que, finalmente, el otrora todopoderoso productor David Geffen pudiera concertarla en 1994. La dirección estuvo a cargo del joven pero interesante creador de “The Crying Games“, Neil Jordan, quien basándose en las descripciones del libro y del guión escrito por la misma Rice, organizó un elenco de muy atractivas personalidades para el film: Tom Cruise, Brad Pitt, Antonio Banderas, Christian Slater, Kristen Dunst y, este si era feo aunque brillante actor, Stephen Rea.

La película fue un absoluto éxito de taquilla y de la niñas de la generación MTV, quienes se enloquecieron por la presencia de tantas bellezas masculinas juntos en la pantalla, además que en atuendos y comportamientos bastantes sensuales. Así mismo, la producción tuvo sus reconocimientos en las entregas de premios más importantes, pero ganando muy pocos y siempre en categorías menores. Una de las críticas que más se recuerda de esa época es que se decía que el filme demostraba que no era suficiente tener un buen elenco, un buen guión y un buen director, para hacer una buen obra. Está jodido el cine.

La Entrevista
La Entrevista

La adaptación hecha fue una muy fiel a los temas más profundos e interesantes que del escrito de Rice se pudieron encontrar. Antonio Banderas creía que del libro se podrían hacer veinte diferentes versiones, pero que sin duda alguna la de ellos era la más bella. Indudablemente. La imagen que de manera clásica se nos ha dado de los vampiros, sobre todo en el cine, es de unos seres malvados, meros chupasangre, que salen de noche a aterrorizar a sus víctimas inocentes, que van caminando por el callejón más oscuro de toda la ciudad. Sin embargo, es fácil hoy en día ver el por qué del interés que despertaron estos seres diabólicos en la fascinante autora.

En “Interview With The Vampire”, tanto la película como el libro, lo primero que se hace es destruir la idea predominante sobre estos seres hasta nuestros días, para de esa forma darle paso a la construcción de Rice, presentándolos como unos personajes muy tristes, amargados, con las ventajas pero también los defectos que contrae su naturaleza; así como la responsabilidad de su inmenso poder. El libro, escrito en dos semanas, fue hecho después de la muerte de la hija de la autora por leucemia, siendo fácil ver los paralelos de inmortalidad y hermosura entre su situación y el texto, algo que ella ha negado siempre. Un proceso catártico a través de la escritura que lega una obra de arte imperecedera, es una muestra de la belleza que puede darse alrededor del ser humano.

Louis
Louis

En la película, Louis ha sufrido una desgracia insuperable, por lo que quiere suicidarse. Lestat lo encuentra y le da la oportunidad para que decida: o encuentra a sus manos la muerte que tanto ha buscado, o pasa a vivir una inmortalidad como un ser de la noche. La frase, una de las grandes del cine, “¿aún anhelas por la muerte o ya has probado de ella lo suficiente”, eriza la piel de cualquiera. Haciendo gala de una gran inteligencia, tanto Neil como Rice desarrollaron una gran idea dramática al insinuar que el atractivo de los vampiros en su exterior: hermosos, poderosos, inmortales, harían que la invitación a convertirse en una de ellos pareciera muy tentadora; cuando no es más que un regalo del diablo. En un principio, como espectadores, se comprende completamente la decisión de Louis, pero luego tanto él como la audiencia notan que las cosas son muy diferentes a lo que cualquiera podía esperar, y que la realidad es que vivir como un ser con el don oscuro es estar condenado al infierno.

El atractivo físico de los vampiros parece no ser más que un arma de atracción para capturar a su presa, lo que convierte a los seres en una especie de cazadores recolectores, como en el pasado lo fueron nuestra ascendencia. Pero como dice Harari en su libro “De animales a dioses”, ¿no fueron ellos, nuestros padres, seres más felices que nosotros? No estaban atados a prisiones sociales como las establecidas por esta civilización: podían ir a donde quisieran, hacer lo que deseaban, tenían una mejor dieta que nosotros, un mejor estado físico… ¿Cómo traslapamos eso a los vampiros? Pensamientos al aíre que produce esta bella pero poderosa obra, capaz de plasmar y hacernos profundizar en el ser humano.

0fb390dc3878e1cc8dbfc59011794e57
Lestat.

Y es que los protagonistas de las “Crónicas Vampíricas” no son sólo diferentes a sus predecesores, sino que también son críticos de ellos, mostrándonos a través de Louis lo condenada que puede ser la vida de un ser de la noche. Un giro dramático inimaginable para el clásico universo de vampiros se presentó cuando Anne Rice se le ocurrió la idea de qué qué pasaría si un vampiro tiene tanto respeto por los humanos, que se siente incapaz de quitar una vida para él sobrevivir. En breve, dotó a los suyos de sentimientos y pasiones, no viéndoles como simples monstruos. “No lo dudes por un momento Louis, eres un asesino”, le espeta Lestat en un momento donde la frustración lo domina, al ver que Louis es incapaz de alimentarse de una prostituta.

Como un irrespeto a la visión simplista y ramplona hecha por otros sobre estos míticos seres, la autora le da un aporte terrenal a sus personajes desde el momento en que ataca los viejos clichés que dicen que los vampiros son asesinados con estacas al corazón, o con mostrarles algunos crucifijos, artefactos ambos que Louis adora observar. Y de allí nació el drama del personaje central del libro, aunque un poco transformado esto en la película, obligada a respetar dos cosas: una, la evolución de Lestat en el resto de los libros de la saga, quien pasa a ser el gran protagonista; y al hecho de que Tom Cruise en los años noventa era un dios del cine.

Poster No oficial Del Film
Poster No oficial Del Film

Uno de los mitos más importantes de la vida vampiresca es la inmortalidad, la que tanto envidiamos y anhelamos los humanos. Sin embargo, uno de los puntos mejor desarrollados de este drama es que al tener más tiempo para vivir en este mundo cambiante, los vampiros se van sintiendo cada vez más y más solos y diferentes, absolutamente alejados de los cambios que pasan a su alrededor, por lo que deciden suicidarse. Es por eso que Lestat necesita de Louis y por eso es que lo transforma: para tener un compañero para la inmortalidad. Más aún, a hoy, las tasas de suicidio se han incrementado de manera exponencial en todo el planeta (solo en Grecia van en 20.000 desde el estallido de la crisis) y el New York Times relataba hace poco el crecimiento acelerado de personas de la tercera edad cometiendo suicidios asistidos. Eso, en un momento en el que precisamente la ciencia promete hacernos vivir para siempre.

Aunque Cruise relataba que se aproximó al personaje al verlo como una persona que pudo haber escuchado todas las canciones, leído todos los libros, haber visto todas las obras, la verdad es que queda claro en la película que es trágico vivir toda una eternidad sin tener nada que hacer, tan sólo dormir y cazar de noche. Esto lo que termina haciendo es que nazca entre ellos una dependencia mayor para su supervivencia: se necesitan entre sí, desean conocer sus historias, tienen que acompañarse para no pasar una eternidad solos y en la oscuridad. Por eso es que muchas veces se ha confundido esa intimidad entre ellos con la homosexualidad, algo erróneo, puesto su naturaleza es asexual, entrando Rice a plasmar a través de estos series otra condición humana harto controversial y con mucha fuerza en nuestra época.

Armand
Armand

La integración de Armand, Antonio Banderas, es la muestra más palpable. Él es el vampiro más viejo que existe en el mundo, por lo que necesita urgentemente de un compañero para sobrevivir. Al no encontrarlo, lo único que le queda es el suicidio. ¿No es de por sí interesarte encontrar un historia en donde un vampiro, hecho para vivir para siempre, decide suicidarse? Vampiro suicida parece un oxímoron; pero Rice y Jordan lo presentan casi que como un tratado existencialista aquí.

Y es que la película llega a un clímax maravilloso cuando aparece el personaje, de quien nos queda la idea de que acomete ese acto. Para quien esto escribe, Armand, en piel de Antonio Banderas, es una de las verdaderas joyas de la película. Logra, el actor, mezclar la elegancia, sensualidad, poderío y madurez del personaje, con un claro sentimiento de desespero y anhelo desbordante por Louis, el que busca disimular durante toda su presencia. Al ver que lo pierde, sabe que su vida se acabó, lo que Banderas nos deja saber con sólo una mirada. Majestuoso.

Lestat y Louis
Lestat y Louis

El drama se muestra en su verdadera magnitud cuando se exhibe que por todo lo que pasa Louis, su sufrimiento por lo que él es, es, al mismo tiempo, un sentido de dicha y alegría para Lestat, quien vive orgulloso como vampiro y ve en ello más ventajas y cualidades que cualquier otra cosa. De allí nace una relación muy dramática, puesto Louis es como un hijo que desobedece a su padre y que no sigue los pasos o el camino escogido por él para ambos. Lestat es un ser elegante, un cazador nato sin ningún tipo de misericordia por sus presas, que se siente superior a todo y a todos, y que escogió a Louis porque necesita a alguien para que lo acompañe por el resto de la eternidad. Pero escogió mal.

Uno de los aspectos más tristes del resultado de la película en el público, es que para el momento de su lanzamiento se centraron mucho en los nombres que en ella habían, siendo todos pertenecientes a los más atractivos del mundo. Y parece que hubo allí un error, puesto que la necesidad de resaltar su belleza viene desde la historia a contarse, es parte del drama interno de cada uno, no era una estrategia publicitaria: para el mundo de Rice, los vampiros son cazadores de humanos, que han evolucionado como seres preciosos para atraer a sus presas, como se dijo antes. Innecesaria estrategia comercial, dado que las actuaciones de todos son muy fieles y alcanzan a capturar la esencia de sus personajes.

Tom Cruise como Lestat
Tom Cruise como Lestat

Un caso particular frente al elenco se presentó cuando la escritora se enteró de que Tom Cruise iba a representar a Lestat, haciendo público su descontento con la elección, y de paso colocando en tela de juicio la capacidad del director para llevar esta película a cabo. Una vez visto el resultado final, la autora publicó una carta donde decía que la película era una obra maestra y Cruise era el mejor Lestat. “El encanto, el humor y la inocencia invencible que atesoro en mi querido héroe Lestat, están todos vivos en la valiente actuación de Tom Cruise”, dijo una emotiva Rice.

Y tan alto como fue el nivel alcanzado por la actuación y la historia escrita, fue el que se tuvo en varios cargos detrás de cámaras que ayudaron a la creación del mundo donde habitaban estos seres. Uno de los personajes más llamativos de esta producción es Stan Wiston, quien estuvo a cargo del maquillaje de los vampiros, el que claramente tenía que pasar desapercibido para el público, logrando hacer más creíble la existencia de ellos. Igualmente, Stan Wiston Studio estuvo involucrado en el departamento de efectos especiales, los que tenían que tener la misma característica de poca notoriedad que el maquillaje.

Stan Wiston con Tom Cruise
Stan Wiston Asesinando A Tom Cruise

Neil Jordan comentaba que dada la época en que la película se realizó, cuando los efectos especiales habían tenido un crecimiento floreciente gracias a producciones como “Terminator 2: Judgment Day” y “Jurassic Park“, donde la intención era la notoriedad del uso de estos trucajes, un trabajo como el de esta película no fue tenido en cuenta para premios o por el público. Sin embargo, el que no se hayan notado, o que no se citara esta producción como uno de los trabajos llevados a cabo por Winston al momento de su muerte, es muestra de su inmensa calidad, así como el mejor reconocimiento que se puede dar de los mismos, dada que era esa su intención primaria: el que no se sintieran.

“Interview with the Vampire: The Vampire Chronicles es una bella producción, con una profundidad sobre el drama que deben vivir unos seres inmortales, del que se pueden sacar muchas enseñanzas. En, sin duda alguna, absolutamente superior a toda la estupidez de vampiros que van a la escuela que nos han presentado hoy. El poder, la inmortalidad, la belleza, son todos factores que los humanos deseamos a toda costa, sin importar las consecuencias que contraería adquirirlos. De una manera inteligente, esta película muestra esto, desde una perspectiva muy original, la de un vampiro que al parecer tiene más respeto por la vida humana, que la que nosotros mismos tenemos.

cronicile-vampirilor-serial-interview-with-the-vampire-1479479121

Anuncios

4 comentarios en ““Interview with the Vampire: The Vampire Chronicles”, Descifrando El Ser Humano.

Deja un comentario