“Rocky Balboa”, La Verdadera Secuela de Rocky.

Cuando Stallone anunció que iba a lanzar “Rocky Balboa” como la película final de la saga, todo el mundo pensó que lo único que se iba a venir era el mayor fracaso de la historia cinematográfica. Incluso el presidente de los famosos Razzie Awards, (los anti-oscars), comentó que se venía un nuevo récord de nominaciones. Sin embargo, una vez lanzado el film, el éxito de taquilla y de crítica fue tan inesperado, que hasta el jefe de los premios a lo peor del cine tuvo que declarar que se había equivocado.

Para las generaciones más jóvenes, sin duda alguna que el personaje de Rocky es uno que merece muy poca admiración. En mi caso particular, el primer recuerdo que tengo del semental italiano es su famosa pelea contra Ivan Drago, en “Rocky IV“. Es verdad que no hay mucho que rescatar en el aspecto artístico de esas entregas del boxeador. Sin embargo, cuando se puede disfrutar de la primera película de la marca, honestamente se logra entender por qué la tan inmensa fama de la misma, por qué hace parte de las películas más importantes de los Estados Unidos según la AFI, y por qué le robo el Oscar a la Mejor Película a uno de los mayores hitos del cine como lo es “Taxi Driver”.

Poster "Rocky Balboa"
Poster “Rocky Balboa”

Y es que “Rocky” es una película que impresiona por el hermoso mensaje y el bellísimo guión que la sostiene. En ese primer film, el boxeo es tan sólo una metáfora sobre la vida y lo duro que ella es, pero también de las oportunidades que tenemos, las que bajo ninguna circunstancia deberíamos dejar escapar. Es la historia de un desafortunado que ha desperdiciado su vida y su talento; pero que una vez tiene una oportunidad de mejorar su situación con una pelea de boxeo, decide dejar todo lo que tiene en el ring, con tal de conseguir el respeto que tanto le hace falta de parte de la sociedad.

La película contiene un bello mensaje que cautiva a la audiencia, pero que tuvo un especial impacto en el público norteamericano que se encontró con ella en la década del inmenso desempleo y estanflación de los años 70. Es un llamado a la esperanza y al trabajo duro y honrado como la única y la mejor manera para salir adelante. Una de las cosas más impresionantes que tiene esta película es la pelea final, puesto que el único interés que tiene el personaje de Rocky es llegar hasta el final del combate (Going the distance), porque de esa manera sería la única persona que hubiera logrado estar los 15 rounds con el campeón mundial Apollo Creed, interpretado magistralmente por Carl Weathers. Durante todo el transcurso de la pelea lo que vemos es un destrozado Rocky que físicamente no puede sostenerse, pero que en su afán de ganarse el respeto de los demás y el de su recién enamorada novia, se mantendrá de pie le cueste lo que le cueste. Poderoso.

Stallone en "Rocky"
Stallone en “Rocky”

Teniendo en cuenta del inmenso éxito taquillero que esta película logró, era de esperarse que no dejaran morir a ese personaje, haciéndole cuantas secuelas fueran capaces de explotar. De allí en adelante se vieron películas que fueron muy populares entre el público, pero que la verdad lo que hicieron fue desfigurar el profundo mensaje que la primera de ellas tuvo. Teniendo en cuenta lo anterior, nada bueno se podía esperar de la sexta y definitiva última entrega del personaje favorito de Stallone. Sin embargo, hay que decir que la última película de la saga es una excelente manera de finalizar uno de los personajes más nobles y lindos que ha tenido toda la historia del cine.

Rocky Balboa” cuenta la historia de un boxeador retirado que no encuentra verdadera dicha en su vida como ex pugilista. Vive su retiro junto a su cuñado y su exitoso restaurante, el que tiene el atractivo de que le cuentan a sus clientes las historias de las viejas glorias del ex campeón mundial. Gracias a una animación (basada en el hecho real sobre la animación que se hizo sobre lo que sería una pelea entre Muhhamed Alí y Rocky Marciano) de lo que terminaría siendo una pelea entre Rocky y el actual campeón mundial, Mason Dixon, la que ganaría el retirado deportista, un interés sincero de Rocky sobre volver al cuadrilátero una vez más comienza a despertarse en él.

El Último Round
El Último Round

Gracias a unos codiciosos empresarios, se logra arreglar una pelea de exhibición entre Rocky y Mason, la que algunas personas allegadas al viejo deportista tratan de evitar. De allí para adelante comienza el clásico montaje del entrenamiento de Rocky; pero también una especie de regalo para lo fans, al ir insertando de manera muy bien elaborada elementos de las anteriores entregas, las que dan mucha emoción a los fieles seguidores de la serie.

Uno de los personajes mejor traídos a la actualidad es el de Marie, quien en la primera entrega era tan sólo una niña que le recuerda a Rocky que él no debe andar por el barrio dándole consejos a nadie, puesto que precisamente él es el mayor “perdedor” de todos. Cuando reaparece en “Rocky Balboa“, Marie ya es una mujer madura interpretada por Geraldine Huges, quien le agradece a Rocky las palabras que cuando niña le dijo, puesto que le ayudaron a salir adelante, gracias a que él fue una inspiración para todos los del barrio. Además, es ella quien es la voz de la razón para Rocky y quien más lo apoya para ir a la pelea con Dixon.

"Rocky"
“Rocky”

La película fue una producción de bajo presupuesto (24 millones) escrita y dirigida por el propio Stallone, que no tuvo el apoyo de personas tan indispensables para la serie como Talia Shire (Adriane) y Carl Weathers (Apollo) y Dolph Lundgren (Ivan Drago).El director les pidió permiso para usar footage de sus personajes en las anteriores películas. Mr. T y Dolph Lundgren no tuvieron ningún problema en aceptar, pero Weathers le pidió a Stallone una parte en la película para Apollo, a pesar de que este se había muerto. Teniendo en cuenta tan extraña petición, Stallone se negó, algo que a Weathers no le gustó, quitando su apoyo, teniendo que usarse un doble y filmar de nuevo.

Teniendo en cuenta que Stallone quería hacer una película con remembranzas de las otras cinco (por eso es que se retoma el personaje de Geraldine y de el cantinero Andy interpretado por Don Sherma, quien sale en la I, la III y la V) la falta de apoyo de Weathers para usar las tomas del personaje que interpretó, tuvo sus complicaciones para el director. Triste, porque con él se dio una de las mejores anécdotas de toda la saga. En el proceso de casting para el primer filme, Weathers llegó a leer el guion con un desconocido actor llamado Sylvester Stallone, autor del libreto y futuro protagonista del filme. Cuando el futuro Apollo terminó el casting, riéndose con mucha burla le dijo a John G. Avildsen, el director: “cuando me pongas con un actor de verdad, lo haré mucho mejor”. En ese momento Stallone dijo: “él es nuestro Creed”. Una lástima comenzar así y, tener que terminar así.

Última batalla de "Rocky Balboa"
Última batalla de “Rocky Balboa”

Esa falta de apoyo también se notó en el equipo que Stallone tuvo que contratar, teniendo que trabajar con un desconocido fotógrafo llamado J. Clark Mathis, y un editor proveniente de la televisión como es Sean Albertson, quienes demostraron estar a la altura del desafío, entregándonos una película bellamente filmada.

De la misma manera que sucede con el mensaje que el filme nos da, esta producción que no contó con ningún tipo de ventaja o apoyo, logró triunfar entre el público y la crítica, dándole el final que “Rocky I” se merece. Vista las dos como tándem, es una tristeza haber conocido el resto de la saga, la que realmente mucho no dejó. Un gran principio y un gran final sí tiene esta saga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s