“Terminator”, La Saga Y El Retorno De Su Dios Creador.

James Cameron es el director más grande del mundo. Es, realmente, un completo genio. Sus dos filmes más taquilleros, “Avatar” y “Titanic“, son los dos con el mejor récord en teatros, según BoxOfficeMojo.Com. Algo increíble, pero que la verdad no parece extraño cuando sabemos que desde la década de los ochenta, este antiguo camionero, cuya opera prima es un bodrio llamado “Piranha Part Two: The Spawning“, no ha conocido el fracaso comercial.

Finalizando la década de los setenta, el cine de terror y, especialmente, los slashers movies, eran las películas que los directores jóvenes e independientes soñaban crear. “Hallowen“, de John Carpenter, ídolo de Cameron, era el referente para todos. Nada raro entonces que el novato cineasta quisiera también su película perteneciente al género. Una noche, mientras estaba en Roma en la premier de sus pirañas, el realizador tuvo una pesadilla sobre una estructura metálica que lo perseguía con un cuchillo. Cuenta la leyenda que Cameron se levantó de la cama, tomó un trozo de papel, un lápiz de la habitación y comenzó a dibujar el esqueleto metálico que más adelante se inmortalizaría en “Terminator“.

Y se arranca este post definiendo quién es el verdadero padre fundador del personaje, porque para aquellos amantes empedernidos de estas películas, la verdad es que Cameron es más importante que el mismo Schwarzenegger. Estando ad portas del retorno del maestro a la última entrega de la franquicia, el hecho de que el brillante cineasta nos hubiera recomendado la anterior como tercera parte de la saga fue, para aquellos quienes lo admiramos, casi un mandato del cielo, indicándonos con sus palabras que esa película era imperdible. Después de haber visto el bodrio que fue  “Terminator Genisys“, el hecho de que esta sexta parte se esté desarrollando como una secuela de la obra de 1991, nos devuelve la confianza.

James Cameron en el set de
James Cameron en el set de “Terminator”.

Terminator” es el slasher movie de James Cameron. Pero, como todo con él, al hacerlo, tuvo que llevar el género a otro nivel. El padre de la gramática cinematográfica, el inmortal Alfred Hitchcok, solía decir que una película es tan buena, como tan bueno sea el villano (“The more successful the villain, the more successful the picture”, fueron sus palabras exactas). La grandeza del director canadiense es que creó uno perfecto.

Terminator, el personaje que lanzó a la fama a Arnold Schwarzenegger, es un ser malvado que no se detendrá hasta alcanzar su cometido. Un ente que nunca se cansa, al que no se le puede hacer cambiar de opinión, que no tiene ningún tipo de remordimiento. Puede estar sin piernas, tal y como sucede en el filme, e igual no importa: seguirá tratando de matar a la persona señalada. El asesino más letal y terrorífico que haya visto el cine.

terminator_endoskeleton_1020.0

Con ese villano como personaje principal, (es famosa la frase dicha por Cameron a su protagonista para convencerlo de hacer el papel por primera vez: esta película no gira alrededor del héroe, gira alrededor del Terminator) se logró un film hito. Planeada como una de horror, fue apreciada en salas como de acción y se convirtió en un clásico del sci-fi. Y eso pasa, porque “Terminator” es, realmente, todo eso. No es que contenga algo de cada género; es que es todos los géneros al tiempo.

Al principio de “Scream“, de Wes Craven, uno de los personajes de la preparatoria dice que solo hay dos secuelas que son mejores que la original: “The Godfather. Part II” y “Terminator 2: Judgment Day“. En esos días, esa línea de pensamiento era muy común. Las segundas partes se consideraban productos inferiores a aquellos que las originaron. Pero en ésta sucede todo lo contrario. Y esto se debe, en gran parte, a la genialidad de su escritor, el mismo James Cameron.

c5de4b9e01fa1c1f84229428da9692ef

Al ser una película de ficción científica, Cameron pudo jugar con su personaje principal de la manera más brillante imaginada. Quien era el villano en la primera parte, lo convirtió en el héroe de la segunda. Pero más aún, lo que definía al personaje como el malvado perfecto, lo hacía ahora el héroe más valiente: el robot lo daría todo, sin nada poder detenerlo, por defender la vida de su protegido. Al final de la primera entrega, el cyborg se arrastra buscando asesinar a Sarah; al final de la continuación, éste se arrastra para salvar la vida de ella y la de John. Dos momentos que puestos juntos, lo dicen todo.

Lo más astuto, visto hoy en día, es la manera como el director organizó la presentación de sus dos personajes al inicio de la segunda parte. “Terminator 2” arranca de la misma manera que la primera: dos personas llegan del futuro, uno musculoso y otro de complexión delgada. Arrancar con esa secuencia, nos lleva a creer que estamos frente al mismo filme que ya habíamos visto. De allí en adelante, lo que el cineasta hace es impresionante: jugar con nuestros prejuicios.

terminator

El personaje de Arnold lo vemos propinando tremenda golpiza, en un bar, a un grupo de motociclistas. A uno de ellos, le roba su ropa y su moto, quedando vestido como un perfecto matón. Por el contrario, el otro viajero en el tiempo, asesina a un policía (ojo al detalle: lo hace fuera del campo), y se viste como tal. Con eso, se nos profundiza la idea, sutilmente, de quien es el bueno y quien es el malo, puesto a principios de los años noventa, aún creíamos en la policía como un ente de autoridad y no uno autoritario, como lo vislumbramos hoy. Cuando ambos se encuentran con John Connor, en el pasillo del centro comercial, la sorpresa por el cambio es inmensa. De allí para adelante, arranca una película de acción que parecía insuperable, hasta que llegó un estreno este año que puso a tambalear su trono.

La emoción con el estreno que se nos viene, con el retorno de Linda Hamilton y James Cameron (lamentablemente ceñido a la labor de Productor Ejecutivo) radica en que los fans de la saga siempre han visto a las dos primeras películas como las verdaderas, un tándem perfecto y completo; mientras que a las otras tres se les considera como meros vehículos comerciales, desconectadas de las que hiciera en su momento Cameron. Las palabras usadas por él en el estreno de la anterior producción: “saga revigorizada”, “un renacimiento”, “si amas las dos primeras, vas a amar esta”; quedaron como ridículas, como un mero spot publicitario de alguien que estaba contando los pocos días que quedaban para recuperar los derechos de explotación de los personajes que el creó y que en ese momento eran propiedad de Paramount.

TERMINATOR-2-Linda-Hamilton-James-Cameron-Arnold-Schwarzenegger-en-el-rodaje-de-Terminator-2

Terminator Salvation” tuvo la única idea genial de las continuaciones realizadas a las dos primeras. El colocar el futuro en presente de los filmes era un gran motivo para hacer otra película. Faltaba contar esa historia en el universo Terminator. Esa pesadilla apocalíptica que se creía haber prevenido en la dos, pero que luego en la tres nos dimos cuenta sólo se pospuso, el temido “día del juicio final”, es un espacio perfecto para ubicar un filme adicional. Más aún, parecía una idea brillante, puesto que íbamos a conocer el mundo horroroso del que tanto habíamos escuchado. Lamentablemente, la historia escogida y la manera en que se desarrolló, no fue la más inteligente.

Del resto de filmes, muy poco queda por rescatar. No obstante, es de resaltar que el genio creador estuvo ausente de todas ellas y por eso su retorno tiene todo lo necesario para generar una gran expectativa. Más, cuando sabemos que convenció a Hamilton de volver, con unas frases tan brillantes como las que usó para hacer aceptar a Schwarzenegger de ser el Terminator por primera vez. Le dijo él a ella, su ex esposa, “mira, podríamos dormirnos en los laureles, y seremos nosotros los que perderemos. En cierto sentido, creamos esto hace varias décadas, pero ahora podemos volverlo realmente genial. Y mostrar a todo el mundo cómo se hace. Porque en mi mente nunca se ha vuelto a hacer como nosotros lo hicimos en 1991”. Como si fuera poco, concluyó la conversación con un tajante y brillante “Va a hacer una enorme declaración de mierda para que se vea el guerrero realmente experimentado en el que se ha convertido”, dijo de manera fina el director de ‘Deadpool’. “Hay un montó de actores de 50, 60 y 70 años que siguen protagonizando películas de acción y matando gente a diestro y siniestro. Pero no hay un ejemplo de ello para las mujeres. Y creo que debería haberlo”.

Ya estamos convencidos Cameron.

james-cameron-terminator-godfather

 

 

 

Anuncios

9 comentarios en ““Terminator”, La Saga Y El Retorno De Su Dios Creador.

Deja un comentario