El Mito De La Derecha En Hollywood.

Desde la factoría de los sueños que es Hollywood, se nos ha vendido la idea de que los Estados no deben negociar con los terroristas, puesto que esta acción debilitaría la democracia y les daría poder a sus enemigos. Esa filosofía ha servido como perfecta base para varios guiones de los más recordados blockbusters veraniegos, en los que un imbatible e incorruptible miembro de la fuerza pública, llámese John MaClaine, John Rambo o John Matrix, logra vencer a sus adversarios empleando el poder militar y policial del Estado, al tiempo que ridiculizan a aquellos que les proponen usar medios diplomáticos para vencer a sus opositores.

En la actualidad, varios líderes como el presidente Rajoy de España, el expresidente Uribe de Colombia o el Ministro de Justicia Jiménez del Perú; han demostrado su apego a esta línea de pensamiento, negándose a dialogar con aquellos que amenazan, de alguna forma, la integridad de sus países. Todos ellos, a su vez, tienen como modelo a seguir al Departamento de Estado de los Estados Unidos, quienes siempre han promulgado el aferrarse a esa idea en los momentos de mayor tensión con organizaciones criminales internacionales.

Wallpaper de Rambo
Wallpaper de Rambo

En nuestra época moderna, el faro inspirador del Estado que no negocia en momentos de crisis es el gobierno de John F. Kennedy, distinción que proviene por su forma de actuar en el episodio conocido como la “Crisis de los Misiles” de Cuba. Durante muchos años se creyó que Kennedy forzó a que Khrushchev echara marcha atrás a los barcos enviados y retirara los misiles del país caribeño, tan sólo manteniendo una posición fuerte e intimidante que les permitió no entregar nada a cambio.

No obstante, desde el año 2000 se ha venido descubriendo, gracias a varios testimonios de importantes miembros del gobierno en aquellos años y a la maravillosa película “Thirteen Days” de Roger Donaldson, que lo que hasta ahora sabíamos sobre cómo se resolvió el peligro que se vivió durante esas dos semanas no era más que un mito; puesto que lo que realmente sucedió fue que la guerra se evitó gracias a una negociación, en la que Estados Unidos se comprometió a retirar los misiles que tenía en Turquía y a nunca invadir a Cuba.

steven-culp-thirteen-days-003

Durante más de cuarenta años se reportó ese acontecimiento como una victoria del bando democrático sobre el comunista; pero como bien dice el presidente Kennedy en el filme, lo ocurrido fue un triunfo para ambos. Sabía muy bien él que en un mundo nuclear, el verdadero enemigo es la guerra misma, tal y como lo dice el Capitán de fragata Hunter en la película “Crimson Tide”, de Tony Scott y protagonizada por Denzel Washington y Gene Hackman.

Lo anterior debería tener gran relevancia para el país, puesto que sirve como justificación para el proceso de negociación del presidente Santos con la guerrilla de las FARC. No siempre es por debilidad o cobardía que un gobierno se sienta a conversar con sus adversarios. Por lo menos, en el caso que nos atañe, todo indica que no son esos los motivos. Parece más ser una estrategia bien planeada por parte del Presidente y su equipo, como evolución natural de la excelente campaña militar.

thirteen_days

Analizando los hechos bajo ese prisma, es claro que los acercamientos entre ambos son tan válidos como el uso de la fuerza promovido por el anterior gobierno y, por lo tanto, como nación, deberíamos estar interiorizando que ceder un poco a cambio de la paz sería un gran triunfo para el país. Sí, se puede buscar la rendición total del enemigo por medio de la fuerza; pero también se puede negociar con él la terminación de todas sus actividades criminales. Ambas tienen ventajas, desventajas, problemas, contratiempos y, lo más importante, en ambas se puede acabar perdiendo.

Ya es hora de que dejemos de ver la salida militar como la gran panacea y la pongamos en el sitio  que le corresponde. Según el último “Informe Regional de Desarrollo Humano”, titulado “Ciudadanía con Rostro Humano: Diagnóstico y Propuestas para América Latina”, que estuvo apoyado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y que publicó en días pasados el diario español “El País”, se ha llegado a la conclusión absoluta de que la mano dura no sirve. Nada raro y nuevo. Bien podemos decir que el fracaso del gobierno Uribe en esa área es total, dado que le iba a tomar doce años lo que supuestamente iba a finalizar en cuatro.

commando-1985-wallpaper-2

 

 

Anuncios

Un comentario en “El Mito De La Derecha En Hollywood.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s