¿Por qué darle el sí a Netflix?

Básicamente, porque es claro que la plataforma más que un medio para encontrar títulos, es realmente una para descubrir títulos. En los múltiples comentarios que hay en las redes sociales de la empresa, los dos más comunes de encontrar son: “para cuándo la tercera temporada de…” y “sólo cosas viejas, me salgo”.

Desde que accedí a los servicios de la plataforma de streamming, el gran uso que le he dado ha estado enfocado en encontrar contenido que nunca había visto y que, por supuesto, no pierde su vigencia. De nuevo: Netflix es más un lugar para descubrir y maravillarse, que para llegar a encontrar títulos que se tienen en mente.

Logo De Netflix.
Logo De Netflix.

Para un gran aficionado al cine, durante mucho tiempo la televisión pareció un medio inferior en el que no se debería perder el tiempo. En honor a la verdad, es de recordar que durante un tiempo fue así y, que aún hoy hay gran cantidad de material que no pasa de la mera idiotez. Por supuesto, existían “The Sopranos”, “Seinfeld”, “X-Files, “Twin Peaks” y las primeras temporadas de “The Simpsons”; pero la verdad es que este grupos de producciones eran un oasis en medio de un desierto de pura mediocridad.

No obstante, cuando se anunció que uno de los cineastas más importante de nuestros días, David Fincher, era el director y productor, en las series de televisión el productor es más importante que el director, de la próxima serie de Netflix, en la que además se reuniría de nuevo con un actor (Kevin Spacey) con el que hizo un icónico personaje en una emblemática película (“Se7en”) de los noventas, millones nos alistamos para ver la serie.

Poster De
Poster De “House Of Cards”

No habiendo otra opción para disfrutarla, adquirimos los servicios de Netflix. No vale la pena profundizar en la calidad de una serie que tiene todo para considerarse una de las mejores de todos los tiempos. Tampoco, de lo impactante que es esta nueva forma de ver el contenido: todos los capítulos de una vez. Lo que sí se debe recalcar es que todo eso conforma, realmente, una experiencia maravillosa. Tanto ver una serie de esa calidad, como la posibilidad de ir mirando capítulo tras capítulo, fueron grandes jugadas de la empresa.

La serie se estrenó un viernes. Evidentemente, para el lunes cientos miles la teníamos acabada. La idea que de seguro muchos teníamos era que una vez consumido el contenido, nos saldríamos. Pero la realidad fue totalmente contraria. Una vez adquirido, muy pocos lo dejamos. ¿Por qué? Aunque usted no lo crea, por el resto del contenido disponible y, también, porque una vez se acostumbran las personas a ver lo que quieren, en el momento que quieren, es muy difícil volver a la logística de la televisión tradicional.

Alguna de las series disponibles en Netflix.
Alguna de las series disponibles en Netflix.

Es casi una apuesta segura decir que en 10 años cuando alguien se ponga a ver “House Of Cards” la encontrará tan fascinante como la encontró el público de hoy en día. Bajo esa lógica, se podría decir que series de hace diez años, que en su momento fueron grandes éxitos de crítica y público, hoy producen en sus nuevos espectadores las mismas emociones.

Así, y como todo el primer mes estaba pagado, había que ver qué más se podía ver. De esa forma, una vez terminé la producción propia de Netflix, pase a ver “Breaking Bad” y quede extasiado. Luego me vi “Lost” y en sus primeras temporadas me volví adicto a ella. También comience “Prision Break” y me fui maravillando con sus temporadas iniciales. Ni que hablar de “Mad Men”, “Modern Family”, “24”, “Dexter”, “Weeds”, “Californication” “Sherlock”, Luther”, “The Fall” y, otras producciones originales como “Orange Is The New Black” y “The Killing”, que me han tenido pegado a mi televisor y a cancelar el servicio de la empresa de televisión satelital.

Es sencillamente imposible que alguien se haya visto todo el contenido disponible en la plataforma. Por lo tanto, una vez se entra a consumir ese servicio, lo mejor es mirar la calificación que las producciones que allí están tienen en IMDB y empezar a ver las mejores calificadas. Aquellos que lo hemos hecho, nos hemos encontrado con cantidad infinita de excelente programación que se deja disfrutar al máximo en cualquier momento.

Netflix se puede conectar a un home theater, con lo que se puede ver el contenido como si estuviera en calidad Blu-Ray.
Netflix se puede conectar a un home theater, con lo que se puede ver el contenido como si estuviera en calidad Blu-Ray.

Ahora, es cierto que el contenido es tan importante como la forma de verla. Para mí, descubrir que con unas simples conexiones haría que las series y películas que están Netflix, en Full HD se vieran en mi televisor y se escucharan en sonido 5.1. a través de mi teatro en casa, me hizo amar por siempre a la plataforma. Al hacer esto, es como si se tuviera una colección enorme de películas, series y documentales en Blu Ray.

Existe en gran parte de la gente, y creo que allí radica el problema, una creencia tan arraigada que su profundidad sólo puede compararse con su inmensa estupidez: y es aquella que les lleva a pensar que una película o serie vieja es mala y que una nueva es buena. El cine es un arte y por lo tanto, es inmortal. Negarse a ver una película porque es vieja, es tan pendejo como dejar de escuchar una canción de “The Beattles” porque se compuso en los sesentas, o no leerse “Cien Años De Soledad” porque se escribió en 1981.

El buen arte vive para siempre y el audiovisual es uno de ellos. La verdad es que no hay películas viejas y nuevas; sólo hay películas vistas o no vistas. Si usted no se ha visto, por ejemplo, “Reservoir Dogs”, se la puede ver hoy que la va a encontrar tan fascinante como aquellos que la vieron en 1992. Lo mismo se puede decir de “Casino”, “Platton” o “12 Monkeys”.

En mi caso personal, el haber tenido la oportunidad de adelantarme y ver una miríada de series que había dejado pasar, me llevó a conocer una enorme cantidad de producciones que elevaron el estatus de la pantalla chica hasta el lugar de privilegio que tenía el cine. La invitación es a que todos hagan lo mismo. No tener prejuicios y descubrir el material que está en Netflix es la verdadera experiencia.

Anuncios

4 comentarios en “¿Por qué darle el sí a Netflix?

  1. […] Durante los años ochenta, la gran pelea comercial del mundo fue entre los gigantes Pepsi-Cola y Coca-Cola. En los noventa, la batalla fue entre Apple y Microsoft. Para los primeros dos mil, el enfrentamiento fue entre Facebook y Google. Para esta segunda década del milenio, no me cabe la menor duda, los titanes que estarán sacándose sangre serán HBO y NETFLIX. […]

Deja un comentario